Turmalina negra

Turmalina negra
Rate this post

Turmalina negra, las piedras preciosas Turmalina negra pueden hacer la joyería imponente, pero hay realmente muy pocas piedras preciosas que ocurren en negro.

El más común es el ónix, una variedad de calcedonia o cuarzo criptocristalino, que se tiñe para producir un negro uniforme. El ónix es abundante y barato, pero no es lo que uno llamaría una gema fina.

Turmalina negra

Turmalina negra

De vuelta en la era victoriana, un mineral negro llamado jet era muy popular, particularmente para lamentar joyas. Jet es un mineral orgánico compuesto de madera fosilizada, algo similar al carbón. Es muy ligero en peso, lo que lo hace adecuado para piezas grandes de joyería.

Pero también es extremadamente suave en comparación con otras piedras preciosas, con una dureza de sólo 2,5 a 4,0 en la escala de Mohs. El jet ya no está de moda, posiblemente debido a su asociación con el luto. El hecho de que se pueda quemar como el carbón probablemente tampoco ayudó.

Algunas gemas más finas se encuentran ocasionalmente en negro, como el diamante, el zafiro y la espinela.

Pero la piedra preciosa negra de alta calidad más fácil de conseguir es la turmalina. También conocida con el nombre de schorl, la turmalina negra es la forma más común de este mineral poco común.

Quizás el 95% de la turmalina que se encuentra en la naturaleza es negra, y esta es la razón por la que la turmalina negra es relativamente barata, vendiéndose a precios muy por debajo de la amatista o la citrina.

Como toda la turmalina, la turmalina negra es bastante dura (7 a 7,5 en la escala de Mohs). Tiene un brillo vítreo, ligeramente resinoso y se pule bien. Dado que la turmalina tiene un escote pobre, es una piedra preciosa muy duradera.

Precio turmalina negra

La turmalina negra es muy barata en comparación con otros colores de turmalina y a menudo se puede encontrar en tamaños mucho más grandes. De hecho, hemos cortado algunas gemas de turmalina negra de más de 70 quilates. Usted encontrará la turmalina negra vendida en esferas y cabujones así como en forma facetada, pero los pedazos facetados exhiben la mejor brillantez para la joyería.

La tradición que rodea a la turmalina negra afirma que repele la negatividad y protege al usuario. Se dice que es una piedra muy buena para usar cuando se experimenta cualquier tipo de estrés.

Colocar turmalina negra debajo de la almohada se cree que te protege de las pesadillas. Se cree que colocar turmalina negra en la entrada de su casa lo protege de los vecinos celosos.

Emocionalmente, la turmalina negra se considera excelente para disipar miedos, obsesiones y neurosis, y para aportar estabilidad emocional. Físicamente, se alega que la turmalina negra fortalece el sistema inmunológico y ayuda con las enfermedades cardíacas, la artritis y la gota.

La turmalina es un mineral compuesto principalmente de sílice por eso pertenece a la octava clasificación de los minerales, los silicatos.

El nombre turmalina proviene de la palabra “touramalli” usada por la etnia cingalés de Sri Lanka, significa “piedra que atrae las cenizas” y este nombre fue originalmente dado a distintas variedades de piedras, especialmente gemas como los circones.

Igualmente en el mundo de la mineralogía se le atribuyen nombres tales como elbaita, dravita, cromodravita, uvita, schorl, buergerita, foitita y rubelita.

Desde hace aproximadamente 2300 años esta gema ha despertado la curiosidad y atención de distintas civilizaciones como la griega, por ello el filósofo griego Teofrasto la llamaba “lyngurion”.

En ese momento se pensaba que al calentarla se impregnaba de cualidades para atraer las cenizas y pequeños trozos de madera, por sus propiedades piroeléctricas.

Debido a que se parece mucho a una gran cantidad de piedras preciosas, ha sido muy apreciada para la elaboración de una amplia variedad de amuletos y joyas como las que se usaron para diseñar la corona real rusa a principio del año 1600.

Resaltando sobre otras gemas por su semejanza a los rubíes. De hecho, es por esto que se cree que buena parte de los rubíes procedentes de Brasil durante la colonización portuguesa en realidad podrían ser turmalinas.

La emperatriz china Tzu Hsi fue la mayor partidaria de utilizar gemas de turmalina. Mientras que se mantuvo como regente del emperador y durante su viudez, la emperatriz recurría a esta preciosa gema para su uso cómo sello mediante el entalle, en obsequios, en prendedores de cadenas de relojes y en los botones de ropa de la Corte Imperial, al igual que de personas más relevantes del reino.

Debido a su gran fascinación por dicha gema, el cuerpo de la emperatriz descansa en la actualidad sobre un cojín con incrustaciones de turmalina.

Presenta una amplia gama de tonalidades distintas, por lo que existen ejemplares de casi todos los colores, algunos de ellos son:

La acroíta que no tiene color y se asemeja al cuarzo, el chorlo que es de color negro y un poco opaco. La dravita de color marrón o ámbar, las gemas de turmalina color verde oscuro son las más comunes, al igual que las tonalidades rosas.

Rubelita, es como se le llama a la turmalina roja y verdelita a la verde. Las de color verde, especialmente las más oscuras que se asemejan a las esmeralda son también las más valiosas. Igualmente la paraíba que posee un hermoso y eléctrico color azul, siendo la de color azul indigolita la más rara y difícil de encontrar.

Así mismo hay turmalinas que tienen distintos colores en un mismo cristal.

La turmalina posee características sin igual, tanto piroeléctricas como piezoeléctricas. Lo que quiere decir que en sus dos extremos se almacenan cargas opuestas al calentarla. Estas cargas pueden actuar como imán y acercar cuerpos de poco peso como los residuos de árboles quemados, es por esto que se le atribuye el nombre de piedra que atrae las cenizas.

Son muy resistentes e invulnerables a los ácidos. Pero las diversidades que tienen altas concentraciones de manganeso se funden fácilmente cuando se les aplica la llama un soplete, al contrario que las variedades que contienen hierro que son mucho más resistentes a temperaturas elevadas.

Las aplicaciones de la turmalina en el campo de la ciencia son muy amplias y se concentran en el aprovechamiento de su apariencia y cualidades piroeléctricas y piezoeléctricas. Siendo utilizada primariamente en la fabricación de implementos para medir la presión, fundamentalmente en instrumentos de submarinos y equipos de guerra.

Debido a esas propiedades esta gema fue empleada en la creación  del sensor de presión que tuvo la primera bomba atómica.

Actualmente se suele pulverizar para mezclarla con las placas de porcelana y las planchas para el cabello, gracias a que mediante el calentamiento de la misma hace que se desprendan iones negativos, lo que proporciona facilidad para manejar y planchar el cabello.

Igualmente las propiedades iónicas de la turmalina se está usando para tratar el agua y hacer que se más fluida, ayudando a que los químicos que se usan en la plomería sean más efectivos.

Los yacimientos de turmalina se encuentran por todo el mundo y en ellos se han encontrado inigualables ejemplares de las distintas tonalidades de turmalina que existen. Los más grandes y relevantes se sitúan en países como Sri Lanka, Brasil, Madagascar, Rusia, Estados Unidos y el norte de Europa.

Poderes para eliminar el estrés y la ansiedad.

La turmalina es una de las gemas más recomendadas para desviar las energías negativas del cuerpo humano y la mente, pero también es especialmente reconocida su capacidad para eliminar el estrés y la ansiedad, ya que contrarresta dichas emociones.

A diferencia de muchas gemas la turmalina, no canalizas o conduce las energías negativas, sino que genera en el transcurso de la terapia un campo energético que libra al paciente de todas aquellas malas vibras y presiones del entorno que violentan de manera recurrente tanto a la mente como al cuerpo.

Al igual que también puede contrarrestar emociones perniciosas y forjadas como la ansiedad y el estrés. Igualmente es muy versátil por lo que puede usarse en bruto o pulida y combinarse con muchas otras gemas para incrementar su poder.

Esta gema también le permite a los terapistas guiar a sus pacientes para conservar su integridad mental y ser conscientes cuando estén inmersos  en escenarios caóticos o agobiantes, al igual que busca generar herramientas para enfrentar problemas de orden mental y espiritual.

Es un amuleto ideal porque actúa como neutralizador en situaciones de estrés y ansiedad. Protegiendo de las malas influencias provenientes del exterior e interfiere frente a el daño que nuestras debilidades puedan causarle al organismo.

Funciona sobre el séptimo chakra situado en la parte superior de la cabeza o como también es llamado “centro de la corona” y el Muladhara o  primer chakra situado en la base de la columna y se piensa que es el centro de las enérgicas psíquicas.

Por lo que la usanza de esta gema trabaja para contrarrestar los malestares psicosomáticos que habitualmente aquejan a la mente.

Especialmente cuando se usa la turmalina que contiene fragmentos o pequeños trozos de cristales de cuarzo hialino, ya que esta es la combinación ideal de protección, porque ayuda a desahogar los campos eléctricos principalmente los negativos proporcionándonos libertad.

La turmalina negra es la variedad más eficaz para tal finalidad, gracias a que despeja las energías negativas asociadas a malestares emocionales como el estrés y la ansiedad. Además brinda protección y es la gema por más sobresaliente para repeler todo tipo de negatividad. Igualmente tiene la capacidad de eliminar las tendencias neuróticas.

Se dice que la turmalina negra es la gema de tonalidad negra más poderosa y famosa, ya que cuenta con una amplia variedad de cualidades místicas y es la más reconocida a nivel mundial.

También resulta favorable para la concentración por lo que se recomienda su uso para acondicionar la habitación que antes de empezar a meditar. Así mismo es una de las gemas que mejor enraízan al cuerpo las fuerzas psíquicas.

Su irradiación energética contribuye de forma interna al crecimiento espiritual, es muy poderosa para desbloquear los chakras y resistir situaciones difíciles, porque crea zonas limpias y sanas.

Es aconsejable decorar las áreas de trabajo, espera y hogares con la turmalina para evitar la sobrecarga de presiones, malas energías y alteraciones psicosomáticas.

Es útil contra el mal de ojo y necesaria para las personas que son extremadamente sensibles y que trabajan en distintos campos como la medicina, organismos del estado, industria, comercio, entre otros que generalmente se ven inmersos en situaciones de estrés y ansiedad por el constante intercambio de energías con otras personas.

Para aprovechar al máximo las propiedades de la turmalina para eliminar eficazmente el estrés y la ansiedad recomendamos:

Crear un espacio en el hogar que irradie energía positiva. Para ello lo primero será localizar el lugar de su preferencia que puede estar en el interior o exterior del hogar, luego lo colocaremos las gemas de turmalina y objetos que tengan un valor sentimental muy preciado como fotos y recuerdos cálidos o emotivos.

Hacer un circuito de turmalina en la habitación donde más tiempo nos encontremos diariamente para disminuir los efectos del estrés y si fuera el caso hacer frente a las adicciones que nos agobien como el consumo de alcohol y tabaco.

Traer siempre una turmalina de nuestro color preferido en los bolsillos, mochila o abrigo para que nos ayude a enfrentar el día a día, al igual que sobrellevar las adversidades y los más oscuros escenarios que puedan presentarse.  

    

Influencia.

La Turmalina o la Turmalina negra tiene una gran influencia en el ser humano ya que progresivamente reduce el estrés y la ansiedad en el portador, también suele influenciar en el portador eliminando aquellos pensamientos que son negativos y que estimulan a la ansiedad y al estrés. La Turmalina tiene una gran importancia ya que tiene diversos beneficios muy importantes para el ser humano.