Terapia del cristal, excelente curación energética.

Terapia del cristal, los cristales son minerales formados bajo la tierra, están compuestos de múltiples elementos químicos y son sometidos a altas temperaturas y presiones para darles la forma buscada, los cristales son de diferentes colores y niveles de vibración.   

Terapia del cristal

Terapia del cristal

La terapia del cristal es un método holístico también conocido por algunos como la gemoterapia, el cual se ganó el reconocimiento que posee entre quienes practican la medicina alternativa, gracias a sus resultados verídicos y a que es completamente natural.

Este tratamiento consiste en el posicionamiento de diferentes tipos de cristales y de diferentes colores también, sobre o en torno a los Chakras de una persona para dirigir, despejar y hacer fluir las energías mediante las vibraciones proporcionadas por cada cristal, igualmente, es algo común rodear a la persona con cristales para crear un llamado circulo de energía curativa.  

Basándose en el color, la forma, la composición y las circunstancias en las que se desarrolla se le atribuyen distintas participaciones y efectos energéticos determinados, abriéndose paso en el campo físico, el campo mental, el campo emocional y el campo espiritual.

De tal manera permitiendo que la eliminación de bloqueos o aislamientos, el proceso de sanación y la suerte de atraer energía positiva o alejar la negativa sean posibles.

Curación energética.

El cuerpo humano está rodeado por un campo energético, está energía es en ocasiones mencionada como el Aura o hasta como la energía de los Chakras.

En el trascurso del día el campo de energía está siempre reflejándose, absorbiendo otras energías y proyectando las energías propias. Las personas son capaces de percibir y trasmitir energías provechosas para su propia salud mediante el campo energético humano, que a su vez está compuesto por otros pequeños campos energéticos.

Mismo campo que se encuentra en constante interconexión e intercambio de energías con el entorno que le rodea a través de las energías de los pensamientos tanto positivos como negativos, y de las emociones. Es por tal motivo que la capacidad de curación de cada persona depende primordialmente sí mismos.

Ya que la energía atraviesa por constantes cambios que ocurren al establecer una conversación, eventos emocionales importantes, ese estado de constante cambio puede eventualmente afectar la energía, originando así un desequilibrio seguido por puntos de bloqueo energético.

Procedimiento.

El procedimiento pertinente para la Terapia del Cristal se basa en; principalmente limpiar los cristales a utilizar para eliminar las impurezas externas y a su vez neutralizar las energías negativas que pudiera tener el cristal.

A continuación se debe colocar el cristal en agua fresca de mar preferiblemente, o agua salada manualmente agregando un par de cucharadas de sal marina o sal común en su defecto, luego se deja reposar por al menos veinte (20) minutos.

Rápidamente se frota el cristal con algún trozo de tela seco, activando así su magnetismo, siguiendo el procedimiento se deja varias horas expuestas a la luz de Sol y durante la noche a la luz de la Luna, mejor aún si es una noche cuando haya Luna llena. Por ende, este procedimiento de limpieza se realizará una vez al mes.

Es cierto que si el cristal fue previamente usado para algún tipo de terapia, o se considera que puede haberse contaminado de alguna manera con energías o cargas negativas, se debe lavar el cristal con más agua y sal, para luego secarlo bien y exponerlo a la luz solar por una hora como mínimo.

Es muy importante tener en cuenta que se van a colocar los cristales sobre el cuerpo, las puntas de estos deben ir hacia afuera cuando se está buscando eliminar algo negativo dentro de la persona, ya sea dolores, o cualquier otro problemas de salud, emocional o físico.

No obstante, cuando se está buscando añadir alguna clase de energía positiva, entonces, se coloca la punta hacia adentro para que lo intercepte.

Ahora para la Curación Energética, es necesario un practicante de la Curación energética que posicionará sus manos gentilmente en la persona que desee que le sea aplicado el tratamiento en diferentes áreas, dependiendo de cuáles sean aquellas áreas que necesiten ser sanadas.

La energía siendo transferida del practicante y conectándose con la energía proveniente del paciente, de tal manera creando un balance entre ambas sobre el cuerpo del paciente mismo. El procedimiento es indoloro, es incluso cómodo para la persona que reciba el tratamiento.

Algunas personas describen el proceso como lleno de sensaciones cálidas y radiantes.

Características.

Terapia del Cristal.

TERAPIA DEL CRISTAL.

La Terapia del Cristal es una técnica medicinal que emplea cristales y otras gemas como conductores naturales para la sanación de las energías, prevención de enfermedades, entre otros.

Es dicho que las gemas funcionan como un canal de energía positiva hacia el cuerpo para curar o proteger según se busque, contra enfermedades o simplemente malas energías, a su vez funcionando como removedor de energías negativas.

Se origina de la cultura tradicional asiática. En China, la energía vital es denominada “Qi”, y los Chakras, los cuales son llamados vórtices de dicha energía vital, conectan los elementos físicos y súper naturales del cuerpo.

La Terapia del Cristal, es frecuentemente incorporada en la práctica de la astrología, la adivinación y la brujería, así como en la creencia de la reencarnación, la existencia de vida extraterrestre y la ciudad perdida de Atlantis.

Curación Energética.

La Curación Energética ha sido conocida por años alrededor del mundo como un método efectivo, ya que sus resultados son eficaces, evidénciales tanto en el cuerpo como en la mente.

Algunas antiguas culturas descubrieron y estudiaron las energías del cuerpo humano durante cientos de años. Empleando diferentes métodos de liberar la habilidad natural del cuerpo para sanarse.

La energía humana es la fuente más potente en ser capaz de recuperarse y sanar nuevamente, sin limitación de edad o de género, cualquiera puede ser beneficiado por la Curación Energética.

La Curación energética trabaja con positividad, ya que todos los humanos consisten en energía. Las personas felices o más saludables se encuentran rodeadas por frecuencias diamagnéticas más intensas, por lo tanto, es posible percibir su presencia de manera vibrante e impactante.

Esta técnica renueva el cuerpo, un tratamiento que bien puedo ser aplicado como complemento acompañado de otros tratamientos, para mejorar el estado de la salud corporal y mental de la manera más eficiente posible.

Reiki.

Reiki”, es una palabra de origen Japonés donde REI significa energía universal y KI, energía vital. Este método terapéutico fue desarrollado en el año 1922 por el budista Japonés Mikao Usui.​​

Consiste en una técnica de canalización y transferencia de energía vital a través del posicionamiento de las manos, se utiliza para obtener paz y equilibrio en todos los niveles existentes.

A nivel físico, es notoria la mejoría en las dolencias, las lesiones, el metabolismo, o cualquiera que sea el padecimiento a tratar.

Se trata a nivel emocional, los problemas sentimentales, los problemas de conducta y la infelicidad, entre otros.

Además de la mejoras en la salud mental, de hábitos dañinos, el estrés y el insomnio, solo por nombras algunos.

Por último en el plano espiritual, aumenta la armonía, la paz, el equilibrio, entre otros.

El Reiki interviene profundamente yendo directo a la raíz del problema que se presente en el paciente, permitiendo que la emoción o el patrón de conducta que haya creado el desequilibrio se revele para su posterior sanación.

Además el Reiki ayuda al crecimiento interpersonal, y a su vez a la expansión de la conciencia propia.

A través de la terapia Reiki se pueden percibir las energías procedentes de todos los seres humanos: adultos, embarazadas, niños y bebés, positivos o negativos sin excepción alguna, incluso también los animales y las plantas en algunos casos.

Esta terapia es complementaria al igual que la Terapia del Cristal y la Curación Energética, para la medicina convencional y terapias psicológicas adyacentes.

El método Reiki está basado en la creencia sobre los Chakras, su poder y las energías, que darían respuesta a los estados de salud de los seres humanos. Esta creencia expresa que el mal funcionamiento o bloqueo de uno o varios Chakras, sería la causa principal que causa o desmejora el estado de salud dando así lugar a enfermedades y trastornos tanto físicos como mentales y emocionales.

El Reikista o practicante, ejerce el papel como mediador de la energía universal y su objetivo fundamental es reorganizar el plano físico, el emocional, mental y espiritual en caso de que hayan enfermado.

En la actualidad se hallan varias corrientes de Reiki y cada una de ellas se muestra de una forma distinta, pese a eso, en todas se canaliza la misma Energía Universal, estas corrientes de Reiki se rigen por el mismo principio.

A lo largo de la vida del ser humano se producen bloqueos internos que dificultan la afluencia de la energía, aquello genera la sensación de desarmonización.

Cuando la energía vital “Ki” se percibe de una manera intensa, el nivel físico, emocional, mental y espiritual se encuentra totalmente sano. Contrariamente cuando la energía vital está en un nivel demasiado bajo, la persona se puede desequilibrar o enfermar. Una de las maneras en las qué reabastecerse de Fuerza Vital es usando Reiki.

Esotérico.

La religión no es restricción alguna para llevar a cabo de los anteriormente descritos procedimientos, cualquiera puede someterse a ellos y recibir alguno de los múltiples beneficios que dicho tratamientos proporcionan a quienes desean que les sea aplicado.

Algunas personas que prueban estos tratamientos encuentran que los hace entrar en una conexión más profunda con su fe y su espiritualidad.

A nivel espiritual, la energía alrededor responde a los pensamientos y a los sentimientos. De acuerdo con algunas creencias, los pensamientos negativos pueden tener efectos adversos en la energía.

Al sentirse fúrico, irritado o enojado, esto podría convertirse más tarde en una enfermedad, la implementación de alguno de estos tratamientos puedo reequilibrar la energía antes de que las cargas negativas se manifiesten en forma se síntomas negativos a escala corporal, mental o espiritual.

Recomendaciones.

Se puede usar un cristal a elección propia como amuleto, ya sea en forma de anillo, brazalete, collar, pendiente, o cualquier otro tipo de accesorio. El proceso de sanación podría tomar algo de tiempo en mostrar resultados, ya que el cristal está en contacto con únicamente una pequeña área del cuerpo.

Por otra parte si lo que se busca es protección de energías negativas contratarías que podrían ser perjudiciales como la envidia, y las malas energías en general, lo cristales en tonos de color turquesa o similares son útiles, especialmente la Labradorita o la Iolita.

Éstas pueden ser usadas como un colgante sobre el pecho. Incluso pueden ser colocadas en una foto de una persona como forma de protección, claro que los cristales deben ser mantenerse en la posición apropiada por un determinado periodo de tiempo.

Además existen muchas tiendas que comercian con cristales, incluso algunas proporcionan cursos de entrenamiento para principiantes que quieran aprender e iniciarse en la práctica de la Terapia del Cristal.

Es recomendable vestirse de blanco con alguna tela fina de algodón cuando se efectúe ese tipo de procedimientos. Simultáneamente el ambiente tranquilo donde se realice el tratamiento debe ser calmoso, con una suave luz tenue para evitar distracciones o alteraciones.

Podría implementarse también una vela o velón de color blanco, este puede ser aromatizado, para ambientar un poco, se puede añadir música muy suave instrumental y melodiosa a volumen bajo de sonidos que formen parte de la naturaleza, cascadas, o incluso de arpas con el fin de que sea relajante.

Mejor será el resultado mientras más sereno y pacífico sea el sitio donde se desarrolle el tratamiento, permitiendo que las energías fluyan suavemente y se logre un intercambio de las mismas.

El proceso será en sí mismo un magnífico trabajo de armonización del ser interno de la persona renovándose y equilibrándose en todos los aspectos, ayudándose a juntar su energía positivamente, de manera buena, siendo lo mejor en un intercambio de energía.

Los cristales ayudarán a la canalización de las energías, contribuyendo a la absorción del campo magnético negativo neutralizándolo, dejándolo inmune, son unos generadores de energía positiva y neutralizador de negativa.

Terapia del cristal, excelente curación energética.
Rate this post