Brasilianita

Brasilianita

Brasilianita
5 (100%) 1 vote[s]

Conocido como el país de la samba, del fútbol y de las playas más hermosas del continente; Brasil es un país de riquezas minerales extraordinarias, su extenso territorio, que lo convierten en el país más grande de Suramérica es el lugar de formación de gran cantidad de minerales de gran belleza, que son explotados, trabajados y comercializados incluso más allá de sus fronteras.

Brasil es el país de una mineral fácilmente se cataloga como una gema, y no solo eso, sino que es tan representativa de la nación, que su nombre no tiene nada que ver con mineralogistas europeos, ni personajes históricos, sino que ha sido nombrada en honor a su país; este mineral es la brazilianita.

¿Qué es la brazilianita?

Qué es la brazilianita

La brazilianita es un mineral que pertenece a la clase de los minerales fosfatos, específicamente se trata de un fosfato anhidro de sodio y aluminio, a los que adicionalmente se le suman aniones de hidroxilo.

Fue descubierta en el estado de Minas Gerais en Brasil en el año 1945, lo que la hace un mineral prácticamente reciente.

Lo más resaltante de esta piedra es su color amarillo verdoso, que sumado a su translucidez, la convierten en una piedra llamativa no solo para coleccionistas, sino para artistas que pulen y trabajan la brazilianita hasta convertirla en una auténtica pieza de joyería, industria en la que ha alcanzado un escaño junto con otras piedras preciosas.

La brazilianita es además una piedra a la que muchos brasileños y personas extranjeras han atribuido propiedades en las que aseguran, puede otorgar beneficios tanto para salud física como para la salud emocional y espiritual, dos elementos que siempre serán un factor atractivo extra para una piedra de colección como la brazilianita.

 

Yacimientos de brazilianita

Como es de suponer, sus principales yacimientos se encuentran en Brasil, lugar de su descubrimiento apenas en el siglo pasado.

En este país existe una gran cantidad de depósitos de brazilianita. Entre ellos se encuentra su localidad tipo, o lugar de descubrimiento, en las minas Gerais, que a su vez tiene varios yacimientos como Zé Pinto prospect, Conselheira Pina, Divino Rio, Rio Doce, Rio Sao Matheus, mina de Sebastião Cristino, mina de Jove Lauriano, mina de João Modesto dos Santos, mina Pamaró, mina Jove Lauriano y mina Telrio.

Fuera de Brasil, en Norteamérica también existen yacimientos de brazilianita pero en menor cantidad, sin embargo, suficientes para establecer un comercio nacional.

En Canadá, por ejemplo, se encuentran las minas de Tukon Territory, específicamente en Rapid Creek y Big Fish River. Por otra parte, en Estados Unidos se hallan los depósitos de Portland & Strickland Quarries en Connecticut; mina Numero 1 Palermo, North Gorton, mina G.E Smith y mina Chandlers Mill, todas en New Hampshire.

También en Estados Unidos se encuentran las minas Crooker prospect, Bell Pit, Dunton Quarry, Harvard Quarry, entre otras, en donde también se hallan algunos depósitos de brazilianita.

Como puede notarse, la brazilianita, hasta ahora solo es extraíble en el continente americano, lo que la hace en parte, en un mineral raro y con cierto rango de exclusividad.

Formación de la brazilianita

La brazilianita es un mineral resultante de un proceso llamado metamorfismo hidrotermal, que a diferencia de otras formas de metamorfismo, esta se caracteriza por darse a temperaturas y presiones relativamente más bajas que en los demás proceso metamórficos.

En el proceso hidrotermal, circulan fluidos químicamente activos a altas temperaturas, lo que afecta directamente la composición mineral y la velocidad en la que se producen ciertas reacciones.

En el caso de la brazilianita, el metamorfismo hidrotermal hace que se forme en rocas pegmatitas, un tipo de roca que se caracteriza por su grano grueso y cristales que pueden alcanzar varios metros y pesar una gran cantidad de toneladas.

Cuando estas rocas sedimentarias contienen minerales fosfato se convierte en el ambiente ideal para la formación de la brazilianita.

 

Usos de la brazilianita

La brazilianita es una piedra que tiene varios usos, cada uno distinto del otro. Por un lado tenemos muestras de este mineral que se comercializan por sus propiedades curativas y espirituales, entre las que resaltan su capacidad de promover la armonía, la concentración, la empatía, la comprensión y el equilibrio de energías.

Además, es también la piedra del chakra del corazón, lo que significa que es eficiente en tratar condiciones asociadas a este órgano.

Por otra parte es también usada como pieza de colección. Existe una comunidad de coleccionistas que se sienten atraídos por esta piedra de color particular, o por cualquiera de las demás características que resaltan de este mineral.

No obstante, los mejores cristales de brazilianita, son trabajados, pulidos y cortados para luego formar parte de la industria joyera nacional e internacional.

Existen brazilianitas que se venden en joyerías, colocadas artísticamente sobre anillos, brazaletes, collares, pendientes, etc. Su popularidad ha crecido con el paso del tiempo hasta convertirse hoy en una piedra que ha alcanzado el título de gema.

La brazilianita en la joyería

 

En su estado bruto, la brasilianita no posee una belleza tan notable, sin embargo posee la dureza suficiente para ser trabajada y pulida, y esto es en definitiva una gran ventaja.

Los ejemplares de brasilianita de mejor calidad, los más grandes y más coloridos, son cuidadosamente trabajados por manos expertas hasta convertir a este mineral en una hermosa gema brillante y digna de ser una pieza de joyería.

Existen joyeros a nivel internacional que usan esta piedra, comúnmente cortada en facetas,  como el elemento principal o como una de las gemas que se incrustan en una prenda elaborada en metales preciosos.

La brasilianita en esta industria deja lucir su brillo y su particular color, lo que le permite ser admirada por los compradores que acuden a las joyerías del mundo buscando piezas excepcionales.

Precio de la brazilianita

Precio de la brazilianita

No es tan complicado hallar ejemplares de brasilianita en el mercado. Ya sea que se vendan como pieza de colección, amuleto o piedra preciosa, la brasilianita es relativamente de fácil acceso.

El mineral en bruto, de tamaños que oscilan entre los 5 centímetros, puede hallarse en precios que rondan los 20 euros, o 24 dólares aproximadamente.

Mientras que las brasilianitas pulidas y trabajadas de la talla de joyería, se pueden encontrar en precios que alcanzan varios cientos de euros, dependiendo por supuesto del tipo de joya, el tamaño y la calidad del mineral.

En internet existen varias páginas que se dedican a la compra venta de productos de todo tipo, entre los cuales se encuentran distintas categorías en las que puede encontrarse disponible la brasilianita, sea cual sea el fin que se quiera dar al mineral.

Este método es por lo general uno de los más utilizados al momento de buscar y realizar la compra de esta piedra, superado únicamente por supuesto por las transacciones que se realizan de forma personal en tiendas o joyerías en cualquier lugar del mundo.

Sin embargo, las compras por internet se vuelven en ocasiones la forma más práctica y accesible para el comprador.

La  mayoría de los ejemplares de alta calidad y belleza de brasilianita que han sido puestos a la venta pertenecen hoy en día a exclusivas colecciones privadas.

Coleccionistas de todo el mundo se sienten atraídos por este mineral por su majestuoso color y por el brillo que presenta cada una de sus caras y por supuesto por la extrema rareza de la brasilianita.

Las muestras más grandes y hermosas se exhiben en estas colecciones. Para muchos de estos coleccionistas la brasilianita es una gema, una piedra preciosa, aunque aparentemente no posea las mismas características de un ejemplar de este tipo.

Brasil es el país del cual se extraen hasta ahora las muestras de brasilianita de mayor tamaño, es precisamente de allí de donde salen la mayoría de las piezas de colección que posteriormente son llevadas fuera de sus fronteras a formar parte del tesoro de algún coleccionista que sin duda podrá exhibir orgulloso su adquisición.

La brasilianita es una piedra que tiene el potencial de cautivar a quienes la miran, ya sea por su belleza o por su rareza, e independientemente de los gustos particulares que se tengan por las piedras preciosas, es seguro que la brasilianita no pasará desapercibida.

La brasilianita como amuleto

Desde que se tiene registro de las piedras preciosas, siempre ha habido creencias que giran alrededor de ellas, y una de esas creencias bastante comunes en muchas de las gemas, es su capacidad de otorgar protección y buena suerte a la persona que la porte.

En este sentido pasa exactamente igual en el caso de la brasilianita. Existen personas, mayormente en su país de origen, es decir Brasil, quienes creen precisamente que este mineral puede otorgarle estos

beneficios, razón por la cual muchos adquieren la piedra no solo como un elemento de gran belleza, sino como un amuleto con propiedades que pueden ayudar en diversos aspectos de la vida cotidiana de las personas que creen en la brasilianita como una fuente de protección y suerte.

No hay forma de demostrarlo, pero lo que sí es seguro es que hay quienes creen y aseguran su eficacia.

Referencias

 

Sitios web: