Crisoberilo ojo de gato

El ojo de gato crisoberilo es una variedad del crisoberilo. Esta piedra es quizás el más raro dentro de él y aún más, en la gama de piedras preciosas. Posee un brillo traslúcido en su interior, una luz que pasa por los componentes en su interior y que produce el efecto de un verdadero ojo de gato, incluso, de acuerdo a la claridad, puede apreciarse una intensidad parda.

Es de las piedras preciosas (si acaso no la mayor) a la que se le atribuyen múltiples usos esotéricos. Está arraigada con el ocultismo desde tiempos remotos, además de ser valorada en gran medida por su extraordinaria rareza, llegando a veces a ser considerada única; “casi como un unicornio entre las joyas”.

El ojo de gato mineral, está compuesto por óxido de berilio y aluminio, siendo la cantidad de este último lo que determina la intensidad de su coloración, abarca desde un amarillo pálido,  verdes, rojos “rubí” y azul como color de mayor fuerza. Así, también es frecuente encontrar referencias entre cada color del ojo de gato crisoberilo con distintos astros.

Crisoberilo ojo de gato

Crisoberilo ojo de gato

La especie de crisoberilo fue descubierta por primera vez en 1789 por el renombrado geólogo Abraham Gottlob Werner.

Durante muchos años, se refirió a él como simplemente “crisolita”, pero hoy en día, el término ya no se utiliza.

A pesar de su nombre descriptivo, el crisoberilo no es en realidad un berilo, que es silicato de berilio y aluminio, mientras que el crisoberilo es óxido de aluminio y berilio. Algunas formas de Crisoberilo ojo de gato pueden exhibir la habilidad única de cambiar el color bajo diferentes fuentes de iluminación;

Estas son conocidas en el comercio como “alexandrita”. El crisoberilo de cambio de color es considerado hoy en día una de las gemas más raras y valiosas.

Identificando el ojo del gato de Crisoberilo ojo de gato

La mayoría de las piedras preciosas tienen una estructura cristalina única que es útil para identificar minerales y materiales. Crisoberilo ojo de gato pertenece al sistema de cristal ortorrómbico, formando como cristales tabulares y prismas delgados.

El ojo de gato crisoberilo tiene un color de hierro, mientras que el color crisoberilo (alexandrite) es de cromo. A través del análisis espectroscópico, el crisoberilo de ojo de gato se puede identificar fácilmente a partir de materiales similares. Los especímenes de crisoberilo raros que exhiben cambio de color y capacidad de chatoyancy se negocian e identifican como alexandrita ojo de gato.

Origen y fuentes

El crisoberilo es un mineral muy raro y las piedras preciosas del ojo de gato son aún más raros. La mayoría de los Crisoberilo ojo de gato provienen de Brasil, China, India, Sri Lanka y Zimbabwe. Otras fuentes notables incluyen Birmania (Myanmar), India, Tanzania, Madagascar, Pakistán, Rusia y Estados Unidos.

Colores

La piedra ojo de gato Crisoberilo se encuentra comúnmente en tonos de limón y lima, que van del amarillo verdoso a la miel clara. También puede aparecer en atractivos tonos de verde menta a verde pardo más oscuro. Las  piedras más claras y doradas son consideradas las más deseables.

Claridad y brillo

El Crisoberilo ojo de gato es a menudo translúcido a opaco, debido a la presencia de inclusiones naturales en forma de aguja. Sin embargo, en la mayoría de los casos, dado que las inclusiones son responsables del deseable efecto ojo de gato, el reducido nivel de transparencia no afecta al valor global de la piedra. Crisoberilo ojo de gato típicamente tiene un lustre vítreo atractivo.

Corte y forma

El Crisoberilo ojo de gato siempre se corta en cabochon para maximizar el chatoyancy deseable. La mayoría de las veces se terminan en formas ovaladas, redondas o de pera, ya que estas formas tienden a conservar el peso más bruto en quilates.

Las piedras preciosas calibradas están disponibles, pero normalmente requieren primas más altas. La mayoría de las piedras preciosas de crisoberilo del ojo de gato son corte nativo y a menudo presentan lados desiguales. Para este tipo de gema, los lados desiguales son bastante aceptables, porque para centrar el ojo del gato, los cortes requieren desniveles.

Crisoberilo ojo de gato Propiedades

Crisoberilo ojo de gato Propiedades Gemológicas

Fórmula química: BeAl2O4 Berilio óxido de aluminio
Estructura cristalina: Ortorrómbica; trillizos interprovinciales de mesa gruesa
Color: Amarillo dorado, amarillo verdoso, verde, marrón, rojo, incoloro
Dureza: 8,5 en la escala Mohs
Índice de refracción: 1.746 a 1.763
Densidad: 3,70 a 7,78
Hendidura: Bueno
Transparencia: Transparente a opaco
Doble refracción o birrefringencia: 0.007 a 0.011
Lustre: Vítreo
Fluorescencia: Normalmente ninguna; verde: débil; rojo oscuro.

Piedras preciosas similares:

El Crisoberilo ojo de gato es una variedad de la familia de piedras preciosas del ojo de gato. El crisoberilo dorado es más común que el ojo de gato, mientras que la alejandrita rica en cromo se considera el miembro más raro y valioso del grupo crisoberilo.

Además, el crisoberilo tiene varias asociaciones minerales, incluyendo moscovita, biotita, microclina y albita. Hay algunas gemas estrechamente relacionadas, y varias gemas que pueden causar confusión, como otras piedras preciosas de ojo de gato, incluyendo turmalina ojo de gato y apatita ojo de gato.

Las variedades y nombres comerciales más populares de piedras preciosas similares o relacionadas:
El crisoberilo’ dorado’ transparente y la alejandrita de cambio de color son las piedras preciosas relacionadas más populares.

Variedades de piedras preciosas:

La alejandrita de ojo de gato (cimofano alejandrita), la alejandrita rosa, la alejandrita amarilla (cimofano) y el crisoberilo vanadio se encuentran entre las piedras preciosas menos conocidas.

Crisoberilo propiedades curativas

En el mundo de las gemas y la sanación de cristales, el ojo de gato de crisoberilo puede ser una piedra de la disciplina y el autocontrol, pensado para aumentar la concentración y la capacidad de aprendizaje, mientras que aumenta el deseo de excelencia.

Crisoberilo ojo de gato también puede ayudar a aumentar la confianza en sí mismo y traer paz mental, así como mejorar la creatividad, la imaginación y la intuición. El ojo de gato de Crisoberilo  puede tender un puente entre el mundo físico y espiritual. Lleva una energía curativa fuerte, cálida y se asocia con el chakra de la corona.

Desde la antigüedad, todas las formas de crisoberilo se han considerado como piedras de protección. Además, debido a su atractivo color dorado, a menudo están asociados con el dinero y la riqueza.

Uso en la joyería

El ojo de gato Crisoberilo es especialmente popular para el uso en la joyería de los hombres, particularmente en la forma de anillos de cabujón. Debido a su dureza y durabilidad, es favorito para muchos joyeros y diseñadores de joyería fina en todo el mundo.

Su color dorado muy deseable es adecuado tanto para hombres como para mujeres. Los pares son ideales para aretes y pernos de camisa.

Cuidado y Limpieza

El crisoberilo ojo de gato es lo suficientemente duradero como para ser limpiado con limpiadores ultrasónicos o vaporizadores, pero siempre se debe tener cuidado.

Se considera extremadamente duro y duradero, pero puede ser fácilmente rayado por gemas más duras, como el zafiro y el diamante.

Para el mantenimiento, limpie sus piedras preciosas con un paño suave y agua jabonosa; evite el blanqueador y otros limpiadores domésticos agresivos. Asegúrese de enjuagar bien para eliminar todos los residuos jabonosos.

Siempre quítese las gemas y joyas antes de hacer ejercicio, practicar deportes o realizar tareas domésticas.

Al quitar las joyas, no tire de la piedra, porque al hacerlo se debilitará el metal, lo que puede llevar a que la piedra pueda dañarse. Al almacenar sus gemas de crisoberilo y joyas, es mejor guardarlas por separado y lejos de otras piedras preciosas.

Si es posible, envuélvalos en un paño suave y colóquelos dentro de una caja de joyería forrada en tela para mayor protección.

Poderes de Atracción.

Crisoberilo propiedades curativas

La presencia de una curvatura luminosa en el interior de el ojo de gato crisoberilo ha resultado desde antaño fuente para exacerbaciones, deliberadas o no, acerca de la prestancia de su capacidad para “ver” más allá de la propia psique humana, atribuyendo así, propensiones elementales a hechos no desligados de acciones cotidianas.

El “ojo“, se consideraba con una inclinación a entrever lo no dicho o descartado u oculto a una primera mirada. Tanto fue así, que arbitrariamente se mezcló como cierta tradición popular la circunstancia de obsequiarlo a mujeres que demostraran ciertos rasgos de astucia y perspicacia. Teniendo como base la suposición de que aumentaría dichas facultades.

Aunque parezca inherente al género humano el explayarse en pequeñas nimiedades para darles cierto apoyo antilógico, es innegable la  atracción que aflora una vez que se lo  observa detenidamente y se trastoca su composición calidad. Es así, como tiene una tradición garante de sus grandes usos, llegando incluso a sobrepasar lo que se quiere entender por “humano”.

Por ello se intercedió en un principio, a favor de procurársele una función más de “otro mundo“, ya que su “poder” puede servir como medio a través del cual se puede “ver” y “recorrer” el paso de un mundo a otro, en un plano terrenal, en uno espiritual y existencial.

Es así como su capacidad mística está tan apegada al nombrarse le, para todo aquél que ya anteriormente haya oído hablar de él, le resultará casi imposible dilucidar e imaginar al ojo de gato crisoberilo sin pensar, así mismo en su planteamiento místico espiritual.

Facultades esotéricas.

Es bien sabido que el ojo de gato es el mineral, y muy probablemente la piedra preciosa, con mayores podere en un aspecto esotérico. Desde tiempos escasamente recordados se ha asociado tanto con el ocultismo, como el mundo de rituales y la magia blanca.

El ojo de gato forma parte no sólo de un ornamento (tanto individual como medio general hogareño), sino que destaca como detalle que sugiere  un sentido introspectivo.

De igual manera persiste su utilización en el ocultismo, ya que como premisa elemental se interpone la necesidad de inmiscuir todo aquello que manifieste su intransigencia ante el desconocimiento, y sea interludio para erudición, y para bien o para mal, suponga una ventaja para con las demás persona en cuanto a un saber tanto de ellas mismas como de su perjuicio.

Es también conocida su relación con la astrología, al punto que esta última sugiere, de acuerdo al color, un ojo de gato específico para cada signo, y rituales no meno distintivos teniendo presente siempre la “ascendían” y descensión” de los astros, así como las diferentes fases lunares y horarios de la aurora y el anochecer.

Referente a esto último, es frecuente encontrar a personas con el ojo de gato como collar para expandir las facultades de propensión hacia lo místico, y mayor aún, hacia la magia negra.

Aunado a todo ello se le considera la piedra de buena fortuna por excelencia. En relación a esto se tienen siempre afirmaciones sobre la buena suerte que acaece sobre su portador, el cual, se asegura, puede conseguir todo lo que se propone, así como que sus disposiciones son siempre las más acertadas.

Propiedades curativas.

El ojo de gato crisoberilo posee entre sus distintas propiedades las propias a estimaciones curativas, siendo que, se ha valorado que su obtención y alternabilidad con rituales o costumbres diarias crea rasgos indiferentes ante los males corporales y psíquicos, estando todo ello de forma inherente a naturalezas caracterizadas por todo tipo de desapegos.

Se afirma que su posesión inclina a la persona hacia un mayor autodominio, cosa que no resulta menospreciable teniendo en cuenta el día a día que promueve con mayor intensidad la sociedad, y en especial, el progreso; factor que deja como consecuencia un gran “peso” tanto emocional como espiritual y corporal.

En este sentido, también deja de lado todo lo referente al estrés, invitando a una reconciliación siempre al final de cada camino interior. Por ello, es sumamente mezclada con la relajación, tanto que ha llegado considerársele salvoconducto de la esperanza ante el dolor.

Quizás los factores curativos más conocidos atribuidos al ojo de gato son aquellos que tienes que ver con una regeneración y curación paulatina de los órganos, más específicamente, corazón, pulmones, hígado y colon. Se ha concatenado esto con el restablecimiento de las conexiones entre cuerpomentealma que el ojo de gato crisoberilo logra en el individuo.

Teniendo en cuenta esto, es concebible la suposición de que el factor curativo atribuible al ojo de gato radique solo en su poder para unir los lazos rotos y quebrantados en el interior de la persona.

Recomendaciones.

Por su innegable belleza, que se ve tocada por la rareza, es recomendable si se tienes el ojo de gato (o se piensa adquirirlo), presentarla tanto como ornamento en el entorno habitual y como accesorio para lucir. Para esto último, dependiendo del tamaño y grosor puede tenerse como collar, o en su defecto, pulsera, anillo o reloj.

Asimismo, es altamente digerible para lograr una conexión cuerpomentealma, restituyendo el orden elemental que rige al cuerpo, lo que a su vez trazaría una línea directa con la regeneración y el olvido de males y desavenencias corporales.

Es ideal su resguardo si se quiere tener un poco de suerte y obtener una mayor capacidad de logro. Así como su utilización a la hora de querer avanzar en el terreno espiritual y místico. Esencial para socavar y depurar las emanaciones que incitan diariamente a decantar lo trágico y a suponer una serie de desacuerdos con una completa sabiduría.

Por último, se sugiere que el ojo de gato crisoberilo sea empleado con extrema minucia en los territorios de estructuración de la psique humana, para tallar una fina paciencia, la cual traerá consigo una comprensión que aflorará conforme el individuo asome sus voluntad hacia el camino de sus deseos y anhelos interiores.

VÍDEO piedras preciosas crisoberilo

 

Rareras del Ojo de Gato Crisoberilo

La gema de ojo de gato más famosa y valiosa es el ojo de gato crisoberilo. De hecho, cuando el término ojo de gato se usa solo en el comercio de gemas, siempre se refiere al ojo de gato de crisoberilo. Todos los demás tipos de gemas de ojo de gato requieren un nombre varietal adicional, como apatito de ojo de gato.

 

Al igual que el alejandrita, que es otra variedad de crisoberilo, el ojo de gato de crisoberilo es clasificado por los gemólogos como raro y exótico. Los precios en el mercado reflejan ese juicio, y el ojo de gato del crisoberilo se encontrará generalmente en los precios que rivalizan con el zafiro de alta calidad. Las piezas con un ojo de gato especialmente vivo son muy apreciadas en el mercado.

Crisoberilo ojo de gato
5 (100%) 1 vote