Piedras preciosas del mundo

Piedras preciosas del mundo, la piedra es una sustancia mineral dura y compacta, de elevada consistencia. Estas se pueden extraer de canteras, las cuales son explotaciones mineras a cielo abierto.

Gracias a sus características naturales, la piedra es un material que se conversa con el pasar del tiempo. En el periodo paleolítico se construían herramientas de caza a base de piedras, madera y huesos. La palabra piedra, proviene del latín “petra”, aunque los geólogos utilizan el término roca, para referirse a este tipo de materiales, formado por cristales.

Piedras preciosas del mundo

piedras preciosas del mundo

En el mundo existen muchos tipos de piedras que se implementan para distintos fines, ya sea para la construcción de casas, realización de utensilios, entre otros. Por ejemplo las piedras toscas, que son las que están sin labras, las macizas, que son aquellas que se consideran que no tienen ningún tipo de defecto.

Las mampostería, son otro tipo de piedras que no se obtienen directamente  de ninguna cantera, sino de la tierra. Existen también los sillares, que son piedras que se extraen de la cantera y se utilizan para la construcción, ya que se unen unas con otras sin necesidad de utilizar otro tipo de material. Las piedras preciosas o gemas, son otro tipo de piedras.

Las piedras preciosas, son rocas o minerales que al ser cortados y pulidos se utilizan para la confección de joyas u objetos artesanales. Algunas gemas son de origen vegetal como el ámbar, o animal, como la perla.

Propiedades de una gema:

Para considerar una piedra preciosa, debe poseer tres factores fundamentales:

1) la escala de dureza de las mismas;

2) la rareza, escasez o dificultad para encontrarla en la naturaleza;

3) su belleza y perfección. Aunque es evaluada principalmente por su belleza y perfección. Un fenómeno óptico inusual como la incrustación de un fósil ya sea de algún insecto o flora, le otorga singularidad a la gema, realzando así su belleza, y al mismo tiempo, su valor. La apariencia de la gema es lo más importante.

propiedades de las gemas

La escala de Mohs, fue creada por el mineralogista alemán Friedrich Mohs en 1822, con el fin de medir la relativa dureza o resistencia al rayado de diversos minerales.

La dureza de un material se mide según la escala para encontrar el material más duro que puede rayar el material determinado, o el material más suave que puede rayar.

Como la mayor parte de las gemas son utilizadas como adorno personal, deben ser resistentes a los arañazos y a la abrasión, que empañarían su brillo y disminuirían su belleza.

Por tal motivo, la durabilidad, depende de su dureza. Este es el segundo requisito. Generalmente, las piedras preciosas deben poseer una dureza mínima de 7.  

Sólo 10 o 12 gemas cumplen con este requisito, Sin embargo, existen otras piedras de dureza más blanda que poseen un brillo que puede durar muchísimos años, si se usan con cuidado.

Esto no implica que las gemas con mayor dureza no se deban utilizar con cuidado, pues algunas pueden  fracturarse con un golpe seco.

Además de estas dos propiedades esenciales, belleza y durabilidad, otro factor que influye es la rareza. Este atributo es característico de las gemas de gran valor como el diamante, la esmeralda, el rubí y el zafiro.

Si la cantidad existente disminuye y llegan a ser más raras, su valor incrementa. En cambio, si se descubre más yacimientos e incrementa el número de gemas, su valor disminuye y pierde su atractivo para aquellos que podían adquirirla.

Otro factor que puede añadirse a las propiedades deseables de las gemas, es su facilidad de transporte.

Las gemas son muy apreciadas cuando combinan alto valor con pequeño volumen y peso, lo que permite transportarlas fácilmente de un país a otro.

En general, las gemas son divididas por dos grandes grupos: las piedras preciosas y las semipreciosas.

A nivel mundial, exclusivamente se consideran preciosas cuatro gemas: diamante, rubí, zafiro y esmeralda. Mientras que las gemas que se consideran semipreciosas son: amatista, turquesa, lapislázuli, malaquita, cuarzo, ágata, aguamarina, cornalina, peridoto, bolivianita, topacio, ópalo, perla, jade, zircón, espinela, ámbar, espinela, por nombrar algunas.

Diamante y su ubicación:

El diamante fue una de las gemas más codiciadas en la llamada época histórica del hombre. Cien años después de Cristo, Plinio escribía que “el diamante es la más valiosa de las piedras preciosas, pero es conocida solo por los reyes”.

El gran valor del diamante se debe a su gran dureza, su brillo y alta dispersión que da lugar a destellos de colores espectrales. Fue llamado “adamas”, que en griego significa “invencible”.

La principal fuente de los primeros diamantes fue la India. Sin embargo, en 1725 Brasil se convirtió en el principal productor de diamantes del mundo y mantuvo el liderazgo durante ciento cuarenta años.

En 1866 se descubrieron diamantes en Sudáfrica, primero en arenas aluviales y poco después en chimeneas volcánicas de diamantes.

Durante los siguientes cien años se verificaron numerosos descubrimientos de diamantes, en una docena de países africanos.

Mas, Sudáfrica continua siendo el mayor productor de diamantes de África. En los últimos años se ha incrementado la producción de diamantes en la comunidad de Estados Independientes, estimándose en un quince por ciento de la producción mundial.

Rubí y su ubicación:

Rubí es derivado de la palabra latina “ruber” que significa rojo.  Esta gema posee una excelente dureza, combinado con el color intenso y cálido,  y su brillo sedoso. Su color puede varias entre rosáceo, anaranjado, púrpureo y rojo parduzco.

El color más deseable es la llamada “sangre de paloma”, un rojo puro con toques de azul.

Durante siglos, los yacimientos más importantes de rubí se encuentran en la parte superior de Myanmar (Birmania), cerca de Mogok. En 1990 se descubrieron en Mong Hsu, grandes depósitos de esta gema.

En el noreste de Tanzania, a lo alto del río Umba  existen depósitos de rubíes preciosos, de color violeta a marrón-rojo. Otros depósitos de importancia se encuentran en: Afganistán, Camboya, Kenia, Madagascar y Vietnam.

Existe otros depósitos, pero no tienen tanta importancia como los ya mencionados, estos se ubican en: Australia, Brasil, India, Malawi, Nepal, Pakistán, Estados Unidos y Zimbabwe.

Zafiro y su ubicación:

El zafiro es la hermana azul de rubí, ya que son del mismo material, el corindón mineral. El color del zafiro puede variar entre purpura, amarillo, azul cielo, siendo el azul oscuro el más codiciado. La intensidad del azul es el factor más importante en esta gema.

Los principales yacimientos de zafiro se encuentran en Tailandia, Sri Lanka, Madagascar y Australia, Estados Unidos, Camboya, Nigeria, Kenya y China. Sin embargo, las fuentes más famosas en la historia, desde hace más de cien años, son la región de Cachemira de la India y Birmania. El zafiro de Cachemira tiene un hermoso color azul aterciopelado.

En la actualidad, Sri Lanka y Madagascar producen la mayor parte de zafiros en el mercado, en los que se puede encontrar una gran gama de tonalidades de esta gema. En la región de Kanchanaburi en Tailandia y la región de Pailin, en Camboya son conocidas por los zafiros azules profundos que se producen.

Esmeralda y su ubicación:

Esta gema es la más preciosa en el grupo berilo. Su nombre viene del griego “smaragdos” a través del antiguo francés “esmeralde” y que significa “piedra preciosa verde”.

Lo que más llama la atención de esta gema es su color verde, el cual resulta incomparable en el mundo. Su color es ocasionado por trazas de cromo y vanadio

Colombia es el centro mundial de los yacimientos de esmeralda. Al noroeste de Bogotá, se encuentra la mina de Muzo, el cual produce piedras de fina calidad de un color verde profundo.

En el noreste de Bogotá, se encuentra la mina de Chivor, otra mina importante. Por su parte, Brasil tiene varios depósitos en Bahía, Goiás y Minas Gerais, estas son más ligeras que las esmeraldas colombianas, en su mayoría son de color amarillo-verde.

En Brasil también existe una rara esmeralda ojo de gato y esmeraldas con una estrella de seis rayos.

No obstante, existe una piedra que incluso se ha llegado a nombrar como “piedra preciosa del siglo XX”, después de su descubrimiento en 1967.

Su nombre es Tanzanita. Los joyeros legendarios de Nueva york, Tiffany & Co, fueron los primeros en promover la tanzanita como una piedra preciosa fina.

El color de la tanzanita va de ultramarino a azul zafiro. El color más popular es un azul saturado, combinado con un tono purpúreo brillando alrededor de ella.

Sin embargo, la tanzanita no es muy duradera, según la escala de Mohs su dureza varía entre 6 y 5, por tal motivo, se debe usar con cuidado. Las propiedades químicas son inferiores a las del diamante, pero con todo y ello es mucho más cara.

El único depósito de esta gema es una cumbre de cinco kilómetros cuadrados en Merelani Hills, cerca de Ausha, diez millas al sur del Aeropuerto Internacional Kilimanjaro en Tanzania.

Las piedras preciosas han sido valoradas enormemente por el ser humano. Inclusive, a lo largo de la historia, se ha utilizado a modo de ornamentación, como símbolo de poder, con creencias curativas o dañinas. En la actualidad son utilizadas en joyería, disponibles en el mercado mundial a precios exorbitantes.

Piedras preciosas del mundo
Rate this post