cuales son las mejores piedas para meditar. DESTACADA

Las piedras más poderosas para meditar.

Las piedras más poderosas para meditar.
5 (100%) 1 vote[s]

El uso de piedras para meditar permite una mejor relajación, mientras irradian su energía positiva en todas las áreas.

La meditación, ayuda a liberar estados mentales negativos, como por ejemplo, el estrés, la angustia y la tristeza.

Es muy fácil utilizar piedras para meditar, solo se requiere encontrar el cristal que esté en sintonía con lo que se desea mejorar o potenciar.

Hay gemas cuyas propiedades relajantes y liberadoras, las hacen aptas para meditar.

Otra forma de utilizar las piedras durante la meditación, es enfocarse en algunos de sus atributos. De esta forma, se pueden manifestar en la conciencia y la vida diaria.

En este caso, la meditación se complementa con la visualización.

Cada cristal, añade sus poderes curativos y atrae vibraciones acordes su energía sutil.  Mediante esta particularidad, cuando se utilizan piedras en la meditación, se obtienen todos los beneficios espirituales que ellas representan.

La meditación, coloca la mente y las emociones en estado receptivo, por lo cual, se aprovechan mucho mejor los beneficios que cada piedra posee sobre la salud tanto física como espiritual.

Utilizar piedras para meditar, es una forma de enriquecer ese momento en el cual se conectan armónicamente el cuerpo, el espíritu y la mente.

Enfocar la intención en los atributos curativos de las piedras permite canalizar parte de la energía vibratoria de forma mucho más efectiva y rápida.

Para ello, los cristales pueden cargarse antes de la meditación, con la intención específica, es decir aquello que se desea alcanzar dentro de este estado de relajación interior.

Muchas piedras, son altamente eficaces para desarrollar la intuición y fomentar la evolución espiritual, generalmente son las más recomendadas para meditar, pues despiertan cualidades necesarias para la introspección positiva.

¿Cómo elegir las piedras para meditar?

COMO ELEGIR LAS PIEDRAS PARA MEDITAR

Existen gemas específicas para la meditación. Sin embargo, esto no significa que la elección deba estar circunscrita a este grupo de piedras.

La meditación, es un acto personal, por lo cual, la intuición puede dirigir la elección de la piedra más conveniente para cada caso, y también para cada persona.

En realidad, todas las piedras poseen cualidades energéticas positivas y muy poderosas.

No obstante, hay ciertas gemas que aportan atributos favorables para alcanzar un óptimo estado de relajación y permiten elevar el nivel de conciencia del ser humano.

En la elección de piedras para meditar, se pueden tomar en cuenta muchos factores, desde el signo zodiacal, hasta la afinidad con ciertos chakras.

Los colores y el elemento al cual están asociados, también puede ser una guía a la hora de elegir una piedra para meditar.

La meditación desde el punto de vista psicológico, requiere de paz mental, en este caso, se sugieren aquellas piedras que aportan relajación, serenidad y calma.

En este sentido, se proponen las gemas cuyos atributos están orientados a liberar la energía negativa o de baja vibración.

A continuación, se presentan las piedras más valoradas para la meditación, dados sus beneficios específicos sobre la mente y el espíritu.

Amatista, para meditar desde la intuición.

Esta es una gema de muchos usos, está considerada como una de las piedras con mayores virtudes curativas.

Debido a su hermoso color purpúreo, se asocia con la energía de la transmutación.

Es una piedra para la transformación interior. Se encuentra en diferentes matices de violeta.

Ambos puntos se vinculan con la expresión de la conciencia divina.

Esta piedra sirve para meditar desde la conciencia superior y lograr la vinculación con el mundo espiritual.

Es un cristal que ayuda a canalizar energías superiores durante la meditación, para de esta forma, desarrollar la intuición.

Aporta claridad en los procesos de pensamiento, despejando la confusión mental, eliminando los estados de angustia, nerviosismo y ansiedad.

Es la piedra ideal para quienes están iniciando la práctica de la meditación, pues añade la relajación necesaria para comprender el proceso de despejar la mente.

Adicionalmente, esta piedra protege durante la meditación, siendo un escudo eficaz contra cualquier ataque psíquico.

Aleja los pensamientos negativos propios y ajenos, y sus vibraciones.

Aventurina, para meditar en prosperidad.

cuales son las mejores piedas para meditar. AVENTURINA

La aventurina es una gema de colores muy variados, la más utilizada para meditar es la verde.

Puede encontrarse en colores azul, rojo, amarillo, melocotón y varios tonos de verde.

Entre sus atributos, es capaz de atraer el amor y la prosperidad. Se le conoce como la piedra de la suerte, debido a que es un imán para la buena fortuna y las oportunidades.

Su vibración aporta paz durante meditación y atrae inspiración para desarrollarse a nivel profesional.

Es recomendable para meditaciones curativas, especialmente si hay dolencias del corazón o malestares emocionales.

Se asocia con la vibración del chakra corazón cuando es de color verde.

Es ideal para la meditación antes del descanso nocturno, ya que ahuyenta el insomnio.

Cristal de cuarzo, para meditar con intención.

cuales son las mejores piedas para meditar. COMO ELEGIR LAS PIEDRAS PARA MEDITAR

El cristal de cuarzo es una piedra de alto poder energético y espiritual.

Esta gema se utiliza en las meditaciones para promover una intención. Puede ser programada para lograr un objetivo de forma que es muy versátil en su utilización.

Es un cristal que aporta claridad mental y puede sintonizar las energías curativas propias del ser humano y de otros elementos.

Por esta cualidad, es utilizado en muchas terapias holísticas como el Reiki, la gemoterapia y la alineación de los chakras.

La piedra de cuarzo, funciona como una antena capaz de sintonizar las vibraciones altas y además puede magnificar la energía de otros cristales durante la meditación.

Espinela, para mayor profundidad en la meditación.

cuales son las mejores piedas para meditar. DESTACADA

Su vibración facilita enfocar y dirigir los pensamientos.

Favorece la concentración y aporta vitalidad a la mente. Su uso durante la meditación, permite renovar las ideas y encontrar soluciones a los problemas.

Es favorable para la meditación profunda, especialmente cuando se enfrentan decisiones importantes o problemas emocionales.

Malaquita, meditación y renovación.

Esta piedra posee una tradición muy antigua como gema curativa y regeneradora.

Es ideal cuando la meditación requiere de cambios en los paradigmas personales.

Permite romper las concepciones antiguas de mente y espacio.

Facilita la distensión mental y corporal y absorbe las energías bajas del entorno, favoreciendo la meditación.

Además, protege de influencias psíquicas externas.

Selenita, meditación plena y elevación.

SELENITA

 

La piedra de selenita, está indicada para el desarrollo espiritual. Su vibración favorece la plenitud durante la meditación porque aclara y despeja la mente.

Otro de sus atributos, es la capacidad para inducir la relajación corporal, por ello, es muy indicada cuando existen situaciones de fatiga o estrés que se manifiestan en el cuerpo físico.

Es una gema que libera la energía negativa acumulada y desbloquea los chakras.

Su vibración además, forma un escudo de protección ante manifestaciones psíquicas que pueden interferir con la meditación.

Suele denominarse la piedra del ángel, debido a su virtud para comunicar el campo físico con el espiritual.

Turmalina Negra, protección durante la meditación.

Esta gema se conoce como un cristal superior. Su principal atributo es la capacidad de proteger contra cualquier tipo de energía negativa.

Es un cristal poderoso para lograr meditaciones profundas a resguardo de las vibraciones bajas.

Específicamente recomendada para la meditación cuando existen interferencias espirituales o pesadillas frecuentes.

Se puede utilizar para realizar meditaciones antes de dormir ya que aporta calma espiritual.

Esta piedra debe utilizarse cuando hay dificultades durante la meditación,   si hay dificultad para liberar la mente o enfocarse, su vibración aportará una mejor concentración.

Piedras para meditar abriendo los chakras.

Piedras para meditar abriendo los chakras.

Siempre es factible potenciar los resultados cuando se añaden piedras para meditar que complementen la relación con energías curativas y protectoras.

Las piedras resuenan con una voluntad específica que afecta el vórtice sutil, por esto hay que conocer sus atributos y en qué aspecto se despliega su vibración energética.

La colocación de piedras erróneas en un chakra pueden desequilibra la red de energía.

Para evitar esto, es necesario conocer las piedras correspondientes a cada chakra:

El chakra raíz o base, resuena en armonía con las piedras rojas como el Hematite, el rubí, el granate;  y las piedras marrones o negras, como el ópalo, la obsidiana y el ojo de tigre.

El chakra sacro, puede recibir las energías de las piedras de color naranja o amarillo fuerte como el granate, el citrino, la cornalina y el coral. También resuena con el cuarzo cristal y el cuarzo blanco.

Para el chakra del Plexo Solar, se pueden aplicar piedras amarillas como el topacio, el ámbar y el citrino. La malaquita y el jaspe también son compatibles con su energía.

La esmeralda, el cuarzo rosa y el jade, entre otras son piedras que funcionan armoniosamente sobre el chakra corazón durante la meditación.

Si la meditación para estimular o desbloquear el chakra garganta deberá incluir la turquesa, el lapislázuli o el aguamarina, entre otras.

El chakra del tercer ojo, vibra en correspondencia de la energía de malaquita, amatista, ágata y cristal de roca.

Para el chakra de la corona, la meditación puede acompañarse de piedras transparentes como el diamante y el cristal de roca. También suelen utilizarse perlas y amatistas.

En suma, los cristales resuenan de forma única ante cada persona y cada situación.

Por esto, al elegir las piedras que se utilizaran durante la meditación, debe priorizarse la sensación que produce su energía.