Líquido para refractómetros

Líquido para refractómetros
5 (100%) 1 vote

Líquido para refractómetros, la refractometría es un procedimiento basado en la observación, en la cual se determina el nivel de refracción de la luz de un material en específico, ya sea sólido, líquido o gaseoso; refracción que se verá afectada directamente de acuerdo a la densidad del material utilizado en cuestión.

Líquido para refractómetros

Líquido para refractómetros

Se sabe que la luz es una propiedad física, de hecho, la luz es muy compleja, y va más allá de lo que solemos percibir visualmente, por ejemplo la luz UV se mueve en longitudes de ondas que no son percibidas por los humanos, por lo que también se le conoce como luz negra.

La luz se mueve de diferentes formas como por ejemplo, en forma de ondas y en forma de energía; características que le dan a este elemento físico cualidades casi únicas.

La luz

Generalmente pensamos en la luz como la luminosidad que observamos a diario, la ausencia de zonas oscuras en el mundo que nos rodea;

otros prefieren pensar en ella como el elemento físico más rápido del universo; es tan rápida, que la propia física, según el brillante físico Albert Einstein, no permite que haya algo que supere su velocidad ni en este planeta ni en ninguna otra zona del universo.

Por más que algún día existiese la tecnología más avanzada, las leyes inquebrantables de la física no permitirían ir más rápido que la luz así como no permite que se desafíe la gravedad.

Además de que la luz sirva, en la práctica, para iluminar hogares o cualquier otra actividad común; lo cierto es que la luz es aun hoy objeto de estudio de muchos científicos a nivel mundial que de alguna manera buscan desenmarañar los misterios de este elemento del universo.

Es casi incomprensible para la mayoría de nosotros entender cómo la luz puede de alguna manera determinar la densidad de un material gaseoso sólido o líquido.

Me permitiré ilustrarlo de la siguiente manera. Cuando alguna vez hemos tenido un vaso de vidrio con una cantidad de agua determinada dentro, y hemos sumergido algún tipo de sorbete o material que tenga una parte fuera del líquido y otra parte dentro de este, podemos percatarnos de un fenómeno extraño.

A primera vista, podemos darnos cuenta que pareciera que el sorbete de pronto ha cambiado su forma, de manera que la línea recta natural del objeto parece quebrarse unos cuantos grados respecto a la parte del material que está en el agua;

sin embargo, al retirar el sorbete nos fijamos que de hecho este está perfectamente bien y mantiene su forma recta natural.

¿A qué se debe esto? ¿Por qué da esa impresión cuando realizamos este experimento?  La realidad es que el agua no cambia en absoluto la forma del sorbete, sino que este fenómeno se debe precisamente a la refracción de la luz en el agua.

La densidad del agua, al ser más densa que el aire, tiende a desviar en unos cuantos grados la trayectoria de la luz, este cambio de dirección es precisamente lo que nos crea la ilusión de que algo anda mal en la forma del objeto que hemos sumergido en el agua.

Basados en este principio es que se utiliza un aparato llamado Refractómetro, un instrumento que permite calcular efectivamente la densidad de un material que, como ya hemos visto en el caso del agua, según su densidad podrá alterar la trayectoria de la luz en una dirección e inclinación en específico lo que permitirá dar con el cálculo.

El refractómetro

Es un aparato utilizado para calcular el nivel de refracción de líquidos como el agua, licores, alcoholes, entre otros; sólidos como piedras, mayormente utilizado para calcular la densidad e índice de refracción de una gema o una piedra preciosa, ya que generalmente los distintos tipos de piedras de este tipo tienden a refractar la luz de formas diferentes.

Y también sustancias gaseosas, por lo que el aparato sirve para hacer mediciones en todos los estados de la materia con excepción del plasma.

Para ello, es necesario calibrar el refractómetro cada vez que se deba utilizar y considerando el material que se va a examinar.

En la parte trasera del refractómetro (imagen de la izquierda) se encuentra la mira de observación por el cual se observará el material y se determinarán sus datos.

En la parte se encuentra la zona en la cual se colocará la muestra, la cual será impactada con un rayo de luz proveniente del mismo aparato y de esta forma calcular el índice de refracción, todo esto no sin antes haber colocado un líquido de refractómetro, el cual permitirá que la muestra sea examinada de la manera más exacta posible eliminando cualquier sustancia que pueda contaminar o alterar los resultados.

El líquido para los refractómetros

No obstante, no solo para eso se utilizan los líquidos en el refractómetro, sino que depende del material a examinar incluso este líquido puede variar.

En primer lugar, para limpiar el refractómetro se puede utilizar simplemente agua limpia, no contaminada, para quitar cualquier suciedad o polvo del aparato. Pero para fines de examinar y observar materiales, el líquido usado tiene otro significado.

Los líquidos para refractómetro se utilizan en primer lugar para diluir algún material en este, generalmente azúcares y se determina en grados Brix o ºBx, esto, se utiliza para determinar la densidad total de un material disuelto en un líquido, y es a partir de esto que se pueden realizar las mediciones en el refractómetro ya que este tiene el esquema de medición basado en estas medidas, es decir, grados Brix.

Es necesario antes de utilizar el refractómetro, realizar la calibración, para ello se suele utilizar el agua destilada, la cual tiene cero Brix, de manera que al colocar el líquido sobre el prisma del refractómetro, se cierra la tapa y se observa por el aparato para corroborar que la medida se encuentre efectivamente en cero, de no ser así, se graduará haciendo uso de un tornillo de calibración que viene en la misma herramienta hasta que la marca indique 0 ºBx.

De esta manera se habrá utilizado un líquido como el agua destilada para la calibración del dispositivo.

Si la sustancia que se desea examinar es más densa entonces se hará uso de un líquido con un mayor grado en la escala Brix para determinar su densidad y refracción.

Por ejemplo, si suponemos que queremos determinar el cociente total de algún tipo de materia seca, en este caso la azúcar, disuelta en ciertos líquidos, se utilizará algunas medidas. En el caso de jugos o salsas, la escala Brix puede ir de los 0 a los 50 0 55 ºBx; en el caso de jarabes o sustancias más densas,  el índice ira de los 50 a los 90 ºBx aproximadamente.

Conclusiones

Como podemos ver, el líquido para refractómetro es un elemento fundamental, por no decir principal, en la observación y el uso que se hace de un refractómetro portátil,

de hecho, sin el uso de un líquido en la zona del prisma, la observación y medición de la materia examinada sería virtualmente inservible, por tal motivo, para el uso de un líquido de refractómetro no basta solo con colocarlo en el lugar correspondiente y ya, sino que esto requiere de al menos,

un conocimiento considerable de las medidas y de cómo se comporta el elemento examinado de manera que se puede hacer una medición correcta y sin errores, ya que al momento del análisis se mueven diferentes variables como la densidad del objeto, la luz que pasa por ese material y por supuesto el líquido utilizado.

Si bien es cierto que las medidas que se usan para estos fines son variadas, en los últimos años todas han ido progresivamente siendo sustituidas por la escala Brix, y es de hecho la manera en como comúnmente vienen marcadas las medidas dentro de un refractómetro, por lo cual es necesaria, de la misma manera,

un entendimiento de esta escala, sin dejar de lado por supuesto las demás, ya que en algunos casos, algunos científicos hacen las mediciones tomando en cuenta varios tipos de medidas a la vez, esto con el fin de confirmar y corroborar datos generalmente.

Existen varios artículos entre los que se pueden observar las correlaciones existentes en los distintos tipos de medidas que se suelen utilizar para realizar las mediciones de la refracción de la luz mediante un refractómetro, por lo cual, como se mencionó con anterioridad, nunca está de más tener conocimiento de estas escalas alternativas.

Vale recordar que la premisa del refractómetro es básicamente que la luz tiende a comportarse de manera diferente en líquidos de diferentes densidades, por lo cual, es este elemento el que define la manera en como la luz será refractada.

Actualmente este aparato es muy utilizado, mayormente en la industria alimentaria, licorera y en la gemología, para calcular índices de refracción en gemas, de manera que su uso es más extendido que el seguramente podemos estar imaginando ahora mismo.