Piedra preciosa lepidolita

Piedra preciosa lepidolita pertenece al grupo de materiales de la mica, concretamente es litio, mica rica en aluminio. Puesto que la lepidolita es un material de mica, no se define como piedra. La lepidolita fue descubierta por primera vez en el siglo XVIII, cuando fue llamada “lilalita” por su color lavanda.

Sin embargo, más tarde fue llamado “lepidolita” por los científicos, del griego “lepidos”, que significa “escala”, refiriéndose a su aspecto escamoso causado por copos de litio. La lepidolita se presenta en pegmatitas de granito y venas de estaño.

A menudo se encuentra con otros cristales como la turmalina y el cuarzo. La lepidolita es una importante fuente de litio, el metal más ligero del mundo.

Piedra preciosa lepidolita

El litio se utiliza en baterías recargables, piezas de aeronaves y electrodomésticos, como tostadores y hornos microondas. Los compuestos de litio también se utilizan en teléfonos móviles, purificadores de aire, lubricantes de alta temperatura y drogas estabilizadoras del estado de ánimo.

Para uso ornamental, la lepidolita se utiliza para fabricar pisapapeles, ceniceros y similares. También se convierte en piedras preciosas.

Cómo identificar la lepidolita

La lepidolita puede ser identificada por su restringido orden de formación, hábito de platino y apariencia de guijarros.

Lepidolita Origen y Fuentes

Las fuentes de lepidolita incluyen Brasil, Rusia, Estados Unidos, Canadá, Suecia, Alemania, Finlandia, República Checa, Japón, Zimbabwe y Madagascar.

Color Lepidolita

El color de la lepidolita varía del rosa al morado. Puede ser de color rosa pálido o más llamativo, púrpura o rosado rojizo. También es a veces gris claro, amarillo o incoloro.

Claridad y brillo de la lepidolita

La lepidolita tiene un lustre vítreo (similar al vidrio) a nacarado.

Corte y forma de lepidolita

La lepidolita generalmente se corta en cabujón o en formas elegantes. No suele estar facetada. También se puede trocear, taladrar o cortar en esferas.

Propiedades gemológicas de la lepidolita

Fórmula química: K (Li, Al)3 (Al, Si, Rb)4O10 (F, OH)2
Estructura cristalina: Monoclínica
Color: Rosa, púrpura, rojizo, gris violáceo, amarillento, blanco e incoloro.
Dureza: 2,5 – 4 en la escala Mohs
Índice de refracción: 1.525 a 1.587
Densidad: 2,8 – 3,3
Cleavage: Perfecto
Transparencia: Transparente a translúcido
Doble refracción o birrefringencia: 0.018-0.038
Lustre: Vítreo a nacarado
Fluorescencia: Intensidad media de color blanco cremoso a amarillo pálido, a veces amarillento.

Curación metafísica y de cristales alternativos

La lepidolita a veces se conoce como la “piedra de la abuela” o la “piedra de la paz” porque se cree que tiene propiedades nutritivas y calmantes. Por lo tanto, se cree que la lepidolita es de gran consuelo para aquellos que se sienten estresados o nerviosos.

También se cree que ayuda a las personas con trastorno bipolar debido a sus propiedades de equilibrio mental. La lepidolita está asociada con el signo zodiacal de Libra y el séptimo chakra en el sistema tradicional de creencias hindú.

El séptimo chakra se coloca en la corona de la cabeza y está ligado al cerebro y al sistema nervioso central. Se cree que la lepidolita abre la mente y calma el ser superior.

Lepidolite Piedra preciosa y Joyería Ideas

La lepidolita se puede cortar en cabujón, en esferas o formas elegantes. También se puede voltear y perforar. Por lo tanto, la lepidolita es ideal para hacer collares y pulseras de cuentas, colgantes, anillos y otros tipos de joyas. La lepidolita puede ser puesta en plata, oro u otros metales.

Cuidado y limpieza

Cómo limpiar tus piedras preciosasLa lepidolita se considera bastante dura, pero también es bastante blanda en la escala de Mohs, de 2,5 a 4 grados. Es más suave que muchas piedras preciosas, pero con cuidado, la joyería y los ornamentos pueden durar por muchas generaciones.

La lepidolita puede ser muy sensible a la presión fuerte, las altas temperaturas y los productos químicos y limpiadores domésticos agresivos.

Evite exponer la lepidolita a lejía o ácido sulfúrico. La lepidolita se puede limpiar con agua tibia y jabón. Limpie las piedras usando solamente un paño suave y asegúrese de enjuagar bien para eliminar cualquier residuo de jabón.

Siempre quítese las gemas o joyas de lepidolita antes de hacer ejercicio, practicar deportes o realizar tareas domésticas vigorosas.

Cuando guarde su lepidolita, guárdela por separado de otras gemas y joyas para evitar arañazos y fracturas. Lo mejor es envolver las piedras con un paño suave y colocarlas en una caja de joyería forrada con tela para mayor protección.

Piedra preciosa lepidolita
Rate this post