Piedra preciosa larimar

El Larimar es una serie particular variante de la Pectolita (un mineral inosilicato con base de calcio y sodio), hallada sólo en República Dominicana. Su coloración se reconoce por sus diversidades en una gama que va desde el blanco, azul claro, azul verdoso, azul profundo y turquesa.

Piedra preciosa larimar

Mientras que las piedras en blanco son de una calidad no tan resistente. Por su parte, las de coloración más verdosa no tienen buen recibimiento en el mercado de la joyería de alta gama.

La mayoría de las presentaciones del Larimar son en piezas como collares, zarcillos y anillos donde se coloca dicha piedra es en bases de plata y en algunas ocasiones se diseñan bases de oro.

Origen.

El Larimar existe desde hace millones de años, es de origen volcánico y es una piedra compuesta de calcio y de sodio, junto con un grupo hidroxilo, y su nombre proviene de la combinación del nombre Larissa (hija del hombre que lo descubrió) y a la palabra «mar» por los colores del agua del Caribe, donde fue encontrado, quedando denominado como larimar.

Esta piedra preciosa es conocida por algunos como la piedra delfín o piedra del atlante.

Se puede encontrar en unas series de colores como en color azul, azul verdoso, gris, rojo o blanco y se encuentra exclusivamente en las islas de la República Dominicana.

Según los expertos, guarda dentro de sí la esencia del agua y el aire, que representan las emociones del corazón y las sensaciones de la mente, perfecta simbiosis entre el pensamiento y el sentimiento, estableciendo una conexión de paz que une la mente y el corazón con el color azul de la tranquilidad.

Composición Química.

Compuesto por inosilicato de calcio y sodio con magnesio. A pesar de que se han encontrado muchas pectolitas en diferentes sitios, ninguna de las encontradas anteriormente posee la inconfundible coloración del Larimar. Este color azul, es característico, diferente al de otras rocas, producto de una sustitución de cobalto por calcio.

Valor.

Este mineral es muy estimado para los joyeros. Esto se debe a que cuando se muele el Larimar este se presenta de una manera nueva, por lo que antes de procesar la piedra comenzará a tomar el color azul celeste en medio del corte a través de capas delgadas.

Los litoterapistas admiran su propiedad para armonizar el estado mental interno, que promueve la paciente a recuperarse más rápido.

larimar propiedades

Larimar es un silicato ácido hidratado de sodio y calcio. Está coloreado con cobre, que lo distingue de otras formas de pectolita. También pueden estar presentes pequeñas trazas de hierro y potasio.

La mayoría de las forma  Larimar se forman con grupos de inclusiones similares a agujas, resultando a menudo en una ligera y simple chatoyancy, similar a la charoita o pietersita.

Posee una solidez de  4,5 a 5 según la Escala Mohs, aproximadamente la misma que la de la apatita, la esfena y la turquesa. Cuando se le pule, exhibe un atrayente brillo sedoso. Debido a su patrón y colores distintivos, no hay realmente ninguna otra piedra preciosa comúnmente confundida con el raro Larimar azul.

Corte y forma.

Larimar es típicamente cortado en cabujón. También se puede trocear o cortar en cuentas. Las formas extravagantes son raras y exigen primas más altas, especialmente en tamaños calibrados. Las formas redondas y ovales son las más comunes.

Ubicación.

Los principales yacimientos minerales situados en la República Dominicana e Italia, aunque hay depósitos Pectolita en Haití, las Bahamas, Alaska y Canadá, hay Larimar dentro de ellos.

El afloramiento más importante de pectolita azules, se sitúa en el paraje Los Chupaderos, sección Los Cheneses, a unos 10 kilómetros al suroeste de la ciudad de Barahona, en la región sur-occidental de la Republica Dominicana.

Aquí se encuentra un pequeño complejo volcánico básico, constituido fundamentalmente por basaltos y rocas con gran alteración. En su interior se encuentran concentraciones, en pequeños bloques, de un mineral de color azul, característico de la pectosita de la República dominicana.

Muchos de los núcleos o bloquecillos de pectosita o Larica se encuentran in situ, es decir en el propio lugar donde se formaron. Pero otros, en cambio, como consecuencia de la erosión superficial, se desprendieron y fueron, poco a poco arrastrados por el agua en las pendientes.

Llegaron al arroyo Sitio, y de aquí las aguas los condujeron al río Bahoruco, y por arrastre secundario, terminación en la desembocadura, y de aquí depositados en el Mar Caribe, al embate de las olas. Esta es la causa del por qué los hallazgos iniciales se produjeron en las playas de Barahona. Esto motivo su búsqueda río arriba.

Mina Principal.

Ubicada en República dominicana, suelen ser minadas una por una a mano, debido a su dureza media no está en condiciones de minar mecánicamente desde el fondo de la tierra.

Usos.

Joyería.

Su característico atractivo al igual que su escasez, le otorgan al Larimar la categoría de piedra preciosa. Mirarla es mirar los ondeantes remolinos del Mar Caribe, emulados en una paleta de azul celeste.

Larimar es una piedra preciosa extremadamente rara. También es bastante suave, por lo que su uso en joyería es limitado. La mayoría de los diseños de Larimar tienen en cuenta su fragilidad y utilizan ajustes y montajes bien protegidos, es decir, incrustaciones, biseles y canales.

Colgantes, brazaletes y pulseras son muy populares, seguidos por pendientes y varios diseños de cuentas. Larimar no es ideal para anillos, pero si se usa de vez en cuando y con cuidado, un anillo Larimar puede ser un accesorio impresionante.

En la creación de la mayoría de estas joyas se acoplan el larimar con plata, pero a menudo las gemas de calidad superior se ensamblan a oro. Se valora la calidad de la piedra según su coloración, Mientras más profundo sea el azul de la gema, se considera más preciosa. Las joyas de alta calidad utilizan piedras entre el azul cielo y el azul profundo, muchas veces uniendo estos dos matices.

Igualmente existen algunas coloraciones verdes pero no se consideran preciosas y buenas, al menos que el verde sea intenso. Cuando el larimar presenta coloración roja esto muestra que hay rastros de hierro. Debido a que las pectolitas son fotosensibles el Larimar pierde su coloración azul a lo largo de los años.

Propiedades cuativas

Curativas.

Al ser una gema relativamente joven es la gran desconocida del mundo mineral. Aun así, sus propiedades son excelentes para la salud.

El larimar armoniza nuestro organismo, Debido a esto es muy apropiada para el sistema nervioso, ya que lo equilibra, también para estados de ansiedad y para el sistema hormonal, así como para la tiroides. Aporta fortaleza al sistema inmune, aumenta las defensas y estimula la comunicación y la concentración.

Combate el dolor en las articulaciones y el de las migrañas, basta con colocar un larimar en el lugar dolorido.

Reduce la inflamación en la garganta y conduce a la temperatura normal del cuerpo. Afecta positivamente a la enfermedad de los bronquios y de pulmón. El sistema respiratorio mejora y estabiliza el corazón, normalizando así la presión arterial.

Ayuda a deshacerse de la opresión mental, mejorar el estado Psico-emocional del paciente. Ayuda a una rápida cicatrización de las heridas y suturas postoperatorias.

Larimar se considera también como piedra de curación, y se dice que está en sintonía con el cuerpo humano, y en particular con la zona de la garganta. Curanderos y por tradición dicen que esta piedra aumenta las habilidades del habla y la comunicación, la piedra apoya el proceso de curaciones naturales en el cuerpo humano.

Hay personas que creen en estas cualidades de la piedra y se ha sabido que el sobrante de Larimar en las joyerías se vende para ponerlo en los bolsillos o debajo de las almohadas para la mejora de las dolencias.

A la piedra Larimar también se le llama la Piedra Atlantis, por ser la piedra que usó un maestro espiritual que vivió en Trinidad y Tobago, y fundó muchos centros de yoga en todo el mundo, el afirmaba que algunas islas en el Caribe, incluyendo la República Dominicana eran parte del continente perdido de la Atlántida.

Y fue más allá al decir que en una de esas islas, una piedra azul con poderes curativos sería encontrada, la descripción corresponde a Larimar. Hoy en día, hay miles de personas, junto a naturalistas que practican métodos curativos alternativos y holísticos, en el que utilizan el Larimar para ayudar y reforzar los procesos de curación.

Esotéricas.

Conecta con la comunicación más pura, aportando paz interior y compasión hacia uno mismo y los demás, muy ligadas a la energía de los delfines, nos refleja su sabiduría intuitiva, su inocencia, y sus sentimientos puros, también este cristal está conectado con la sabiduría y con la historia de la Atlántida.

También favorece la comunicación con otros reinos espirituales y el contacto Angélico. Por su estructura y la transparencia similar al vidrio, los pescadores no lograban distinguirlas dentro del mar.

Pero le gustaba la gente que lleva a cabo la práctica de la meditación como la piedra ajusta y normaliza la energía y el efecto de la inmersión es más rápido.

Las personas inactivas y la falta de iniciativa de la celebración de la piedra en la mano, comienzan a mostrar la creatividad y dar nuevas ideas y sugerencias a los demás.

Ayuda a vencer la apatía, y ver las necesidades de cambio interior o exterior, ofrece la consciencia de reconocer las ataduras que hemos de soltar para continuar con nuestro crecimiento.

Así que influye en la persona sujeta a ataques de ira, todos han sido criticados y delicados. Influencia imperceptible de la energía del rock “rectifica” el aura humana, por lo que es más clara y armoniosa.

Favorece sin esfuerzo la inducción a estados meditativos, ayudando a elevar de forma natural la conciencia de manera fluida armonizando el alma y el cuerpo a las nuevas vibraciones, aporta fortaleza espiritual, disgregando los límites que impiden la evolución espiritual del alma, orientando esta al verdadero camino.

Facilita la autocuración, es utilizado en el tratamiento de alteraciones en los cartílagos, la garganta, articulaciones, y arterias, disuelve bloqueos energéticos en el pecho, la cabeza, y el cuello. En reflexología ubica la enfermedad y desbloquea los meridianos.

Templa las emociones y las tensiones desbordadas, aportando que estas sean expresadas de forma serena y eficiente a los demás, atrae alegría y bienestar, despertando sentimientos puros, es muy recomendable utilizarlo cuando se necesite aplacar emociones intensas como la ira, o simplemente en ocasiones en las que se requiera pureza interior, o si se manifiestan sentimientos negativos.

Adecuado para aquellas personas que buscan al compañero de su alma, y la energía alegre de la niñez.

 

Piedra preciosa Larimar

Piedra preciosa Larimar

Gemológicamente, el Larimar azul es un silicato de calcio sódico hidratado con manganeso. Su distintivo color azul se debe a que el calcio es reemplazado por impurezas de cobre.

La composición de Larimar a menudo se mezcla con otros materiales como la calcita y la hematita. Su color puede variar del blanco al azul claro, y del cielo medio al azul volcánico.

La historia de Larimar se basa en muchas leyendas e historias. Aunque Larimar es comercialmente una gema relativamente nueva, los antepasados dominicanos han apreciado por mucho tiempo la gema del Caribe.

Los relatos de su primer descubrimiento dicen que fue encontrado por el Padre Miguel Domingo Fuertes Loren en 1916 en la República Dominicana, pero luego olvidado hasta su más reciente “redescubrimiento” en 1974 por Miguel Méndez, un dominicano local, y Norman Rilling, un voluntario del Cuerpo de Paz de los Estados Unidos.

Juntos, bautizaron la piedra con el nombre de’ Larissa’ de la hija de Méndez, combinando las primeras letras de su nombre’ Lari’ con’ mar’, la palabra española para’ mar’. Hoy en día, el Larimar azul es muy popular en todo el Caribe, pero es extremadamente raro encontrarlo en cualquier otro lugar.

Identificando a Larimar

Larimar es un silicato ácido hidratado de sodio y calcio. Está coloreado con cobre, que lo distingue de otras formas de pectolita. También pueden estar presentes pequeñas trazas de hierro y potasio. La mayoría de las formas Larimar se forman con grupos de inclusiones similares a agujas, resultando a menudo en una ligera y simple charoyancy, similar a la charoite o pietersite.

Tiene una dureza de 4,5 a 5 en la escala Mohs, aproximadamente la misma que la de la apatita, la esfena y la turquesa. Cuando se pule, exhibe un atractivo brillo sedoso. Debido a su patrón y colores distintivos, no hay realmente ninguna otra piedra preciosa comúnmente confundida con el raro Larimar azul.

Origen Larimar y Fuentes

La única fuente conocida de Larimar azul es la mina Filipinas en Los Checheses, ubicada en la República Dominicana.

Larimar se deposita en la superficie a medida que los gases calientes empujan minerales cristalizados a través de las chimeneas o tubos volcánicos.

En la mayoría de los casos, los mineros deben excavar en las profundidades de los tubos volcánicos en busca de yacimientos, pero en algunos casos también pueden encontrarse como sedimentos en las costas del Caribe, arrastrados como depósitos aluviales arrastrados por el río Bahoruco.

Color Larimar

El color de Larimar puede variar desde el azul muy claro al azul verdoso, y desde el azul cielo medio al “azul volcánico”, similar al turquesa. Rara vez se forma en colores sólidos; la mayoría de las piedras exhiben patrones de marmolado circular blanco.

El color azul se debe a rastros de cobre. Algunas piedras también pueden presentar manchas de color verde, rojo o marrón debido a la oxidación y a la presencia de hierro. Las piedras con menos blancos y colores azules más profundos son consideradas como las más valiosas.

La clasificación de la calidad se hace según el color; el blanco es la calidad más baja, mientras que el azul volcánico es la calidad más alta. Su color es fotosensible y se desvanece bajo la exposición a la luz solar fuerte y el calor.

Claridad y brillo Larimar

Larimar es típicamente opaco, aunque algunos materiales más finos pueden parecer ligeramente translúcidos. Las piedras a menudo exhiben racimos de inclusiones en forma de aguja que pueden darle un ligero y simple efecto chatoyancy (ojos de gato). Cuando está cortado y pulido, Larimar tiene un atractivo brillo sedoso a subvítreo.

Corte y forma

Larimar es típicamente cortado en cabujón. También se puede trocear o cortar en cuentas. Las formas extravagantes son raras y exigen primas más altas, especialmente en tamaños calibrados. Las formas redondas y ovales son las más comunes.

Tratamiento Larimar

No se sabe si la piedra preciosa Larimar sea tratado o mejorado alguna vez. Se pueden encontrar piedras de colores parecidas a la Larimar pero pueden ser imitaciones.

Propiedades gemológicas de Larimar:

Fórmula química: NaCa2Si3O8 (OH)
Estructura cristalina: Triclínica pinacoidal
Color: Blanco, azul, verde-azul, multicolor
Dureza: Típicamente 4,5 a 5 (hasta 6 para algún material finamente fibroso)
Índice de refracción: 1,59 a 1,65
Densidad: 2,70 – 2,90
Cleavage: Perfecto
Transparencia: Traslúcida a opaca
Doble refracción o birrefringencia: 0.038
Lustre: Sedoso
Fluorescencia: Débil: Verde

Piedras preciosas relacionadas

Larimar se conoce a veces como “la piedra de Stefilia” o la “piedra caribeña”. Tiene un color y un patrón tan distintos que muy pocas piedras preciosas podrían ser confundidas con él. La turquesa o la howlita teñida podría presentar posibilidades de confusión.

Aparte de la pectolita común, no hay otras piedras preciosas estrechamente relacionadas disponibles en el mercado hoy en día.

Algunas de las asociaciones gemas y minerales más comunes incluyen prehnite, hematite, calcita y serpentina. La calcita y la hematita se encuentran a menudo como inclusiones dentro de los depósitos de la piedra Larimar.

Propiedades Larimar Metafísicas y de Curación

Larimar es también conocido como “la piedra de la Atlántida”, basada en antiguas leyendas que afirman que la República Dominicana formó parte de la ciudad perdida de la Atlántida.

Esta asociación hace que Larimar sea muy importante en el mundo de las gemas metafísicas. Se cree que la energía de Larimar puede ayudar a mejorar la espiritualidad y la comunicación.

Es una piedra capaz de calmar las emociones, refrescar los temperamentos y aliviar el estrés, aportando una sensación de calma a su portador. Larimar trabaja con todos los chakras, pero se cree que su vibración es la mejor para los chakras del corazón, corona y garganta.

Se asocia con el elemento del agua, muy parecido a su color, aunque se formó con raíces volcánicas. Físicamente, se cree que el Larimar azul es capaz de ayudar con la garganta y trastornos cardíacos, y también es bueno para la presión arterial y el alivio del dolor articular y arterial.

Las ideas del diseño de la joyería de Larimar

Larimar es una piedra preciosa extremadamente rara. También es bastante suave, por lo que su uso en joyería es limitado.

Es muy popular para la joyería en la República Dominicana donde se extrae, y en otras partes del Caribe. La mayoría de Larimar está engastada en plata, aunque algunos materiales de muy alta calidad pueden estar engastados con oro amarillo o blanco.

La mayoría de los diseños de Larimar tienen en cuenta su fragilidad y utilizan ajustes y montajes bien protegidos, es decir, incrustaciones, biseles y canales.

Colgantes, brazaletes y pulseras son muy populares, seguidos por pendientes y varios diseños de cuentas. Larimar no es ideal para anillos, pero si se usa de vez en cuando y con cuidado, un anillo Larimar puede ser un accesorio impresionante.

Limpieza y el cuidado

Larimar es bastante suave y frágil en comparación con la mayoría de las piedras preciosas.

También tiene una tenacidad quebradiza y un escote perfecto que requiere un cuidado extra en la limpieza y almacenamiento. Asegúrese de evitar los productos químicos y limpiadores agresivos ya que Larimar puede ser corroído por el ácido mineral.

Evite el calor fuerte y la luz solar para evitar la pérdida de color. Puede limpiar las piedras con un paño suave. Cuando limpie, use sólo agua tibia y un jabón o detergente suave si es necesario. Asegúrese de enjuagar bien para eliminar cualquier residuo de jabón sobrante.

Siempre quítese las joyas de Larimar antes de realizar cualquier actividad física vigorosa, como deportes, ejercicio o tareas domésticas.

Cuando guarde las piedras preciosas Larimar, guárdelas por separado y lejos de otras gemas y joyas para evitar arañazos y fracturas. Lo mejor es envolver sus gemas con un paño suave y colocarlas en una caja de joyería forrada de tela.

Recomendaciones.

La gema larimar es recomendada especialmente para personas que sufren estrés, y para eliminar aquellos bloqueos y conductas autodestructivas como la tendencia al martirio, la culpabilidad y el miedo, ayudando a tomar el control de la propia vida, y a enfrentar los cambios y desafíos de forma positiva.

El larimar es bastante suave y frágil en comparación con la mayoría de las piedras preciosas. También tiene una tenacidad quebradiza y un escote perfecto que requiere un cuidado extra en la limpieza y almacenamiento. Asegúrese de evitar los productos químicos y limpiadores agresivos ya que Larimar puede ser corroído por el ácido mineral.

Evite el calor fuerte y la luz solar para evitar la pérdida del color. Puede limpiar las piedras con un paño suave. Cuando limpie, use sólo agua tibia y un jabón o detergente suave si es necesario. Asegúrese de enjuagar bien para eliminar cualquier residuo de jabón sobrante.

Siempre quítese las joyas de Larimar antes de realizar cualquier actividad física vigorosa, como deportes, ejercicio o tareas domésticas, y cuando guarde las piedras preciosas Larimar, hágalo por separado y lejos de otras gemas y joyas para evitar posibles arañazos y fracturas. Lo mejor es envolver sus gemas con un paño suave y colocarlas en una caja de joyería forrada de tela.

 

Piedra preciosa larimar
Rate this post