Los diamantes más hermosos, De Beers.

Los diamantes más hermosos, De Beers.
Rate this post

Diamante de beers fue instrumental en la definición de los $Cs de diamantes y ha establecido los estándares que otras empresas y organizaciones siguen por más de 125 años. Está de más decir que ha sido el nombre preeminente en diamantes durante décadas.

Diamante De Beers

Diamante De Beers

De Beers es una corporación internacional que se especializa en la exploración de diamantes, minería de diamantes, venta minorista de diamantes, comercio de diamantes y sectores industriales de fabricación de diamantes.

De Beers es un miembro del grupo Anglo American plc. Establecida en 1888, es la empresa líder en el mundo de productor de diamantes por valor, con operaciones mineras en Botswana, Canadá, Namibia y Sudáfrica.

Como parte de la filosofía operativa de la empresa, la gente de De Beers se compromete a vivir con los diamantes haciendo una contribución duradera a las comunidades en las que viven y trabajan, transformando los recursos naturales en riquezas nacionales.

Historia

Al principio, el comercio de diamantes tuvo lugar principalmente en la India y Brasil. Con el descubrimiento de diamantes en Sudáfrica, que inundo el mercado de diamantes, el comercio simultáneamente despegó y se volvió mucho menos rentable.

Para esto se tomaría algunas tramas ingeniosas y publicitarias para mantener la reputación del diamante como intrínsecamente valioso y deseable, que es donde entre De Beers. Quien ayudados por la agencia NW idearon un plan de marketing brillante y multifacética diseñada y ejecutada por anuncios.

La historia de De Beers comienza con el empresario ingles Cecil Rhodes, quien fue el fundador de De Beers interrumpiendo en el negocio de diamantes en Sudáfrica alquilando bombas de agua a los mineros antes de comprar sus propios campos de diamantes.

De Beers Consolidated Mine se formó en 1888 por la fusión de las compañías de Barney Barnato y Cecil Rhodes. De Beers tardo solo unos años en convertirse en el propietario de prácticamente todas las minas de diamantes de Sudáfrica.

Creando un monopolio sobre toda la producción y distribución de diamantes procedentes de Sudáfrica. Cuando Rhodes murió en 1902, De Beers tienia el control del 90% de la producción de diamantes de bruto del mundo, pero fue Oppenheimer quien hizo a la compañía un imperio.

Mientras almacenaban los diamantes y los vendían estratégicamente para controlar el precio, el presidente de De Beers, Sir Ernest Oppenheimer (desde 1929), cultivo una red de mayoristas en todo el mundo.

Bajo Oppenheimer, De Beers y su Central Selling Organization establecieron contratos exclusivos con proveedores y compradores, por lo que era imposible tratar diamantes fuera de De Beers.

Otro de los pasos importantes que dio la compañía fue estabilizar el mercado, básicamente tendrían que buscar una forma de controlar tanto la oferta como la demanda. Para esto, tendrían que encontrar una agencia de publicidad.

Y Es en 1930 es cuando es empieza a desarrolla la famosa campaña de marketing de De Beers “un diamante es para siempre”

En 2001 De Beers Diamond Jewelers se forma. Solo para abrir su primera tienda el siguiente año, ubicada en 50 Old Bond Street de Londres. En 2003 De Beers ya se encuentra operando a nivel mundial con la apertura de la primera tienda internacional en Tokio, Japón.

Desde entonces De Beers continua con su expansión a todo el mundo, ahora con una tienda en estados unidos en 2005, una tienda en Hong Kong en 2008, en 2011 se abren más de seis tiendas en China.

Los diamantes se convirtieron en un símbolo de amor gracias a De Beers

De Beers eligió a NW Ayer por sus ideas sobre la realización de una amplia investigación sobre las actitudes sociales sobre los diamantes, y luego cambiarlos estratégicamente para atraer a un público más amplio.

NW Ayer realizo exhaustivas investigaciones de marcado para descubrir exactamente que pensaban los estadounidenses sobre los diamantes a fines de la década de 1930. Lo que descubrieron fue que ellos pensaban que los diamantes eran algo reservado solo para los súper ricos.

La trama ahora se centraba en cómo lograr comercializar a los consumidores en diferentes niveles de ingresos y estando en una mala economía. ¿La respuesta? Vincular los diamantes con sentimientos para evitar que las personas volvieran a venderlos.

Des ahora para siempre los diamantes iban a ser símbolo de amor y compromiso. El plan era crear una situación en la que las personas comprometidas se sintiesen obligadas a adquirir un anillo de compromiso de diamantes.

Convenciendo a los jóvenes de que los diamantes son el regalo supremo del amor y a las mujeres jóvenes de que son una parte esencial de las relaciones amorosas.

NW Ayer uso herramientas de marketing como los periódicos y la radio, además de publicidad abierta entretenida y educativa. Dando paso a ideas historias, modas y tendencias. Todas definidas por lo mismo vender la “idea” de que un diamante tenía un valor emocional y eterno.

Todo esto junto con el lema publicitario más famoso del siglo XX Un diamante es para siempre, cuatro palabras icónicas que aparecieron en todos los anuncios de De Beers. Nombrado por la revista Advertising Age como el mejor eslogan publicitario del siglo XX.

Como resultado de estas campañas, el número de novias que recibieron anillos de compromiso y precios de diamantes de EE.UU. aumento drásticamente. Solo con decir que antes de esta campaña de marketing solo el 10% de los anillo de compromiso contenían diamantes.

Y de hecho, como factor interesante, la práctica de comprar un anillo de compromiso no era muy utilizada.

Blockchain diamantes Beers

De Beers  el mayor distribuidor de diamantes está invirtiendo en la tecnología blockchain que permitirá a la industria rastrear el historial completo de transacciones de un diamante.

En una cadena de bloques, una base de datos almacena cada transacción que tiene lugar, así como el orden en que se producen las transacciones, quien está involucrado y cuál es la naturaleza de la actividad.

La plataforma rastreara la ruta de los diamantes a través de la cadena de valor, desde la mina hasta el consumidor, creando un registro más seguro de cada transacción que involucre al diamante.

Esto permite un registro digital seguro y permanente de las compra de diamantes, creando un registro a prueba de manipulaciones a través de la cadena de suministro.

Esta es una medida que podría tranquilizar a los compradores que las piedras que están comprando no son ni materiales sintéticos que se hacen pasar por reales diamantes ni los llamados diamantes de conflicto. (Gemas utilizadas para financiar la guerra o la violencia).

A su vez tranquilizar a los banqueros, que han sido golpeados por el fraude en un negocio encubierto en secreto y donde los préstamos a menudo se basan en facturas en papel que pueden ser manipuladas.

En sí, los beneficios para la industria son potencialmente significativos.

Certificados de autenticidad

De Beers se compromete a garantizar que cada uno de sus diamantes se obtienen de manera sostenible y ética. Para eso se adhiere a procedimientos estrictos para garantizar su autenticidad.

Cada pieza de De Beers Jewellery está acompañada por una certificación a prueba de falsificaciones que documenta todos los aspectos de su compra. Dentro del certificado de autenticidad se encontrara su tarjeta de autenticidad con holograma, una tarjeta detallada del diamante comprado, la fecha de compra y el embajador de la marca que realizo la transacción para usted.

Así que no te dejes engañar cada artículo de De Beers Jewellery vienen con su certificado de autenticidad. A su vez todos los diamantes de esta compañía vienen con una certificación del proceso de Kimberley, lo que requiere una garantía escrita  que acompañe a cada diamante para certificar que no provienen de fuentes ilegitimas o de áreas de conflicto.

El enfoque riguroso es una declaración de confianza de que cada pieza de joyería de De Beers se produce éticamente y es 100% libre de conflictos.

Los diamantes de De Beers

Los diamantes son una de las creaciones más bellas y antiguas de la naturaleza. Y De Beers selecciona cada uno de sus diamantes especialmente de forma individual por su belleza inigualable por un experto de De Beers.

El proceso de selección individual de De Beers va más allá de los 4Cs al evaluar tres cualidades que definen la belleza en un diamante: el fuego, la vida y el brillo. El fuego es la dispersión de la luz en la mirada de las facetas del diamante, el arcoíris de colores formado por la luz. La vida es el brillo del diamante, el centello y el brillo emitido por el diamante. El brillante comienza con la transferencia natural del cristal.

El fuego, la vida y el brillo de los diamantes de De Beers son visibles a simple vista. De Beers crea diamantes luminosos y de profundidades infinitas. Al centrarse en la belleza y el brillo natural del  diamante.

Pero lo cierto es que De Beers tiene estrategias de marketing muy envidiables incluso en este siglo, solo ve a su página web y veras como te quedaras enganchado, incluso sin tener una pareja, con los precios y las formas de pago simplemente querrás uno para ti.