Cuerpos Electromagnéticos

Cuerpos Electromagnéticos, el cuerpo humano es en sí mismo, un campo contenedor de información y energía. Podría ser definido como un campo de ondas inmutables organizadas. Las ondas electromagnéticas componen una especie de océano de energía perpetua.

Cuerpos Electromagnéticos

El cuerpo es un campo dentro de otra serie de campos y al mismo tiempo, está compuesto  por campos similares de menor tamaño. Cada persona es poseedor de su propio campo, al igual de que cada tejido que compone su ser, cada célula de su cuerpo y de cada molécula, incluso cada partícula tiene un campo de energía que cubre su extensión.

Se podría decir que el cuerpo humano es en realidad un montón de información compilada y estructurada en múltiples niveles vibrantes, ósea  ondas oscilantes y vibrantes que se encuentran dentro de una gran escala de frecuencias, que pueden hallarse desde lentas y densas hasta rápidas y sutiles, desde el plano físico tridimensional hasta el plano espiritual multidimensional.

La salud como parte del normal funcionamiento del cuerpo humano, o incluso la capacidad de adaptarse, formarse e innovar, son capacidades fuertemente relacionadas con el orden entre los campos electromagnéticos. Cuando todas las ondas vibran al mismo tiempo, se dice que están vinculadas. De igual manera que un instrumento bien afinado.

Esta vinculación es primordial y quien está a cargo de ella en primer lugar es el corazón.

Campos Electromagnéticos.

El campo electromagnético humano es generado por el corazón, donde exista una corriente eléctrica, existirá también un campo electromagnético. La electricidad corre a través de cada persona a cada momento, por lo tanto creando un campo electromagnético.

Éste campo, además, contiene energía compartida con otras personas. De la misma forma todos poseen un campo electromagnético, creados cuando la electricidad fluye a través del cuerpo humano, mientras más fuerte sea la corriente, más fuerte será el campo generado.

Un impulso nervioso es una ola de electricidad que pasa de un nervio al otro. Los humanos están llenos de nervios enviándose mensajes el uno al otro todo el tiempo.

El cuerpo humano también cuenta con la capacidad para enviar y recibir energía de parte de otros cuerpos. Eso explica los choques eléctricos provocados al tocar a otra persona, así cuando los campos electromagnéticos se intersectan, hay un intercambio de energía.

El corazón.

El corazón es el primero en percibir, en gestionar y en enviar la información requerida a cada punto del cuerpo. Además recibe estímulos del entorno a su alrededor antes que el cerebro lo haga.

Sus latidos son capaces aportar la información que es absolutamente vital, información que también es necesaria para que el cuerpo funcione racionalmente y pueda realizar sus procesos efectivamente sin problema alguno. Esta información no se transporta de manera mecánica, ya que ésta viaja por los vasos sanguíneos.

Como consiguiente el corazón también se encarga de producir calor, sonidos y envía señales eléctricas al cerebro indicándole que sigue y a su vez estableciendo el orden en el sistema nervioso, así se produce la perfecta  sincronía de los nervios.

La  actividad cardiaca  regulariza al resto del organismo, y está determinada por sus patrones de ritmo. Si este ritmo es el adecuado, este ajustará la función cada uno de los pequeños sistemas que unidos, integran al cuerpo.

Donde el cuerpo y la mente están divididos, y las emociones son llamadas como un subproducto creación de la mente, en ocasiones cuesta aceptar que en realidad los humanos son cuerpos de energía, seres que emanan campos de información conectados entre sí y con el resto del universo.

Aura.

El Aura es un campo de energía que se desprende del individuo, el cual emana la verdadera esencia de dicho individuo, o su verdadero estado interior. A través del Aura, se dan a conocer los aspectos espirituales más profundos ya que el Aura se divide en siete (7) fragmentos o capas evidentemente respectivas a cada uno de los siete Chakras.

Cada uno de dichos fragmentos o capas puede ser de uno de los diferentes colores correspondientes al Aura, estos son: el rojo, el naranja, el amarillo, el rosa, el verde o el azul. Estos también son los colores del arcoíris y los colores correspondientes a cada Chakra.

En tal sentido, el color que predomine sobre los otros, será el color base. El color base se convierte en el principal en la vida de cada persona, y sólo puede llegar a transformarse bajo estrictas circunstancias determinadas.

El color básico proyecta las cualidades más sobresalientes, además de aquellos  aspectos más negativas, lo que debería ser tomado en consideración a hora de crear relaciones interpersonales con otras personas, puesto que en ocasiones  la unión se da mediante la conexión entre un Aura y la contraria.

Cuanto más radiante sea el Aura, más podría estar proyectando diferentes colores, al margen del color base. Los colores secundarios darán un adelanto sobre cuál es el estado interior momentáneo de una persona, o una fase, o  un momento específico de su vida.

Cuerpo Astral.

En él se acumulan todas las emociones. El calor generado por el corazón,  procede del llamado cuerpo astral.

El cuerpo astral, con en ocasiones denominado cuerpo emocional, es el portador de los sentimientos, de las emociones y de los caracteres del ser, se estima que ocupa el mismo espacio que el cuerpo físico.

En personas con un desarrollo corto o insuficiente, sus ejes están raramente delimitados, el cuerpo astral se manifiesta en forma de una nebulosa que se mueve enmarañada y desordenadamente por todas partes sin una dirección especifica.

Asimismo cuanto mejor sea el desarrollo de una persona en lo que a sus sentimientos se refiere, mejor será su empatía hacia los otros, y sus verdaderas capacidades, de igual forma más claro y transparente se manifestará su cuerpo emocional.

El Aura del cuerpo astral se exterioriza de forma ovalada y esta puede extenderse a varios metros de distancia cubriendo a la persona. Toda emoción brillará en el aura correspondiente a la persona a través del cuerpo astral. Este proceso es posible mediante los Chakras.

Inevitablemente siempre estará en movimiento, junto a las peculiaridades características fundamentales de cada quién, se reflejarán con colores distintivos, cada sentimiento instantáneo, cada estimulo del ámbito de las emociones, posee su propio color que lo identifica.

Emociones como la ansiedad, la rabia, el temor o simplemente las preocupaciones, se presentan en el aura en forma de figuras nebulosas oscuras.

Ninguno de los otros cuerpos no materiales es tan imponente, como el Cuerpo Astral, en el se hallan recopiladas, todas las emociones no liberadas, las inquietudes y provocaciones, la soledad, las inseguridades, entre otros. Estas emociones emiten vibraciones a través del aura, y transmiten el mensaje que se quiere proyectar al mundo exterior.

Es aquí es donde ocurre que, con frecuencia, al encontrarse con personas en circunstancias no deseadas, o  temidas. De esta forma, ciertamente, las emociones no liberadas del cuerpo astral intentan agrandarse.

La frecuencia de la intranquilidad en las personas atrae situaciones en las que se evidencia tal emoción. Si esa persona se enfrasca en esa emoción, solo encontrará otras personas que demuestran un aura de intranquilidad y provocación.

Frecuentemente los pensamientos conscientes y los pensamientos objetivos, generan poco peso sobre el cuerpo astral, que se rige por sus propios principios. Puede exteriorizar el comportamiento, pero no reprimir las emociones inconscientes.

Así, las personas pueden esperar inconscientemente el amor o incluso hasta el éxito, y a su vez difundir frecuencias energéticas contradictorias celosas y desconfiadas, que le impedirán alcanzar su meta consciente ya establecida.

Dichas estructuras emocionales continúan existiendo mediante las múltiples encarnaciones siempre que no sean liberadas, puesto que el cuerpo astral predomina incluso después de la muerte física, para su posterior reencarnación con el nuevo cuerpo físico.

Una vez que las vibraciones del cuerpo astral se unen con el cuerpo emocional y lo asimilan, éste aumenta el ritmo de sus vibraciones y comienza a expulsar las energías negativas contenidas en él. Perdiendo todo recuerdo emocional de tales experiencias y continuando así con la vida normalmente.

Mientras que crece el despeje de las estructuras emocionales pasadas, el cuerpo astral comienza a emanar recónditos sentimientos de amor y de regocijo absolutos. Luciendo entonces el aura de los colores más claros y brillantes, intensos y transparentes, y los mensajes que proyecta al mundo atraen la prosperidad y el amor.

Una cualidad inmediata para atraer todo lo bueno deseado, es la consecuencia natural de un cuerpo emocional completamente integrado que emana las frecuencias máximas que se encuentran dentro de sus capacidades.

Esotérico.

Actualmente el mundo cuenta con abundante información, y con un ciertamente fácil acceso a ella, se está en presencia de una enorme perturbación de los sentidos, y numerosas radiaciones y vibraciones negativas de baja frecuencia y de mala calidad como lo son los ruidos, los teléfonos celulares, las televisiones, radios, reproductores de música, consolas de video juegos, entre otros.

El ser humano promedio está constantemente bajo la presión y el bombardeo cotidiano de vibraciones negativas, que ocasionan el estrés, el pesimismo, la pérdida de la armonía y en general las malas condiciones de vida.

En tal contexto se convierte en una tarea muy difícil, pero no imposible, comprender la verdadera naturaleza los campos electromagnéticos y su relación con la vida. Este estado de apático  y de aislamiento las energías de las persona, lo que se denomina como una retracción del campo.

Este campo de información y energía negativa es como un holograma, cada parte de él posee la información no ubicada originando así una imagen distorsionada. Una falsa proyección que el cerebro capta e interpreta como real.

El corazón, a través de su ritmo establecido, es el principal promotor de tomar la información del holograma corporal, lo que ayuda a crear una realidad específica. Esto ocurre ya que el cuerpo es un sistema complejo, interconectado con una fuente universal.

El cuerpo físico cambia con el paso del tiempo, las células mueren y son reemplazadas por nuevas, los sistemas son adaptables, sin embargo hay algo que permanece y es definitivo. Un patrón que hace que se mantenga en lo posible la misma estructura de funcionamiento, es capaz incluso de modelar la expresión de los genes.

Dichos patrones son campos de información que gestionan la forma  en que trabaja el cuerpo. Estos campos se manifiestan fuera del cuerpo, más allá de sus límites físicos visibles para el ojo humano. Estos en realidad son una extensión del cuerpo, el cual a su vez es se manifiesta en el plano astral.

Es imposible considerarlos algo aparte o separado, el desconocimiento de nuestro verdadero ser no tiene justificación alguna. No es otra cosa que el movimiento de la conciencia.

Los campos de información, son campos contenedores de energía consciente y tal este nivel se puede conectar conscientemente con el campo. El espacio alrededor no está vació, todo lo que te circunda es una extensión de la conciencia propia.

Recomendaciones.

Como previamente explicado el ser humano es puramente mente, cuerpo, emociones y también es capaz de crear campos electromagnéticos. Un sistema amplio cuyo equilibrio no se alcanza fácilmente sin conocer, ni sin evaluar y comprender cada una de las dimensiones involucradas.

Es casi imposible que, a pesar de tener un campo de energía alrededor, exista tanta incapacidad de mantener el equilibrio adecuado. Pero tomar conciencia sobre la calidad e importancia de las energías, y manejarlas es una capacidad esencial en todos los seres humanos.

Sólo es necesario el conocimiento, para llevarlo a la práctica. De ampliar la capacidad de manipular qué pensar, qué sentir  y cómo son las vibraciones para poder alcanzar el estado de salud correcto en todos los niveles existentes y vivir plenamente.

Si todos los procedimientos anteriormente nombrados son gestionados con sabiduría adecuadamente, el camino de la salud plena, el bienestar y la alegría de vivir la vida libremente, será más fácil de alcanzar.

Lo primero que se debe hacer es transformar la energía que contiene el Aura para crear la vida deseada, lo que significa que se necesita muchísima convicción para construir una nueva perspectiva del mundo.

Cuerpos Electromagnéticos
Rate this post