Piedra preciosa coral fosil

Piedra preciosa coral fosil, es un tipo natural de piedra preciosa formada por corales antiguos. El nombre apropiado para los corales fósiles es “coral agatizado” o “coral fósil agatizado”, porque durante la formación, los restos de coral son gradualmente reemplazados por ágata, una variedad de calcedonia natural, o cuarzo microcristalino.

coral fosil

Cuando los corales prehistóricos son fosilizados mediante el reemplazo con ágata, los corales fósiles se forman a través de depósitos endurecidos dejados por aguas ricas en silicona. Todo el proceso puede durar más de 20 millones de años y se desarrolla sólo en condiciones geológicas muy singulares.

Los corales son animales marinos y son sus esqueletos los que se fosilizan y conservan, dejando a menudo en la piedra motivos florales.

Los corales fósiles no deben confundirse con corales de arrecife en peligro de extinción o protegidos o corales preciosos. Se considera un tipo de ágata o calcedonia, más que un tipo de coral, debido a su composición de dióxido de silicio (SiO2).

Los depósitos de coral se han extraído y comercializado por su alto contenido de calcio, potasio, magnesio y sodio, y se utilizan a menudo para la elaboración de suplementos de salud y medicamentos. El coral fósil se utiliza en fertilizantes industriales y filtros de purificación de agua porque puede eliminar impurezas químicas como el cloro y el formaldehído.

Identificando al Coral Fósil

El coral fósil se crea a través del proceso de reemplazo, por el cual el carbonato de calcio (coral) es reemplazado por sílice. Este proceso único de preservación puede resultar en diferentes concentraciones minerales, desde la muestra hasta el espécimen.

La sílice puede variar de opalina amorfa ligera a formas densas de calcedonia. Por lo tanto, los especímenes de coral fósil pueden tener densidades ligeramente variables dependiendo de la concentración mineral exacta.

El coral fósil puede ser confundido con otros tipos de ágata como el musgo o la agata dendrítica, pero el patrón y el color del cuerpo del coral fósil es muy distinto.

El coral fósil es también mucho más duro que el coral precioso. La mayoría de los corales fósiles agatizados exhiben un lustre opaco a ceroso e interesantes patrones esqueléticos de coral antiguos, apareciendo con mayor frecuencia en forma de flores.

Origen de Coral Fósil

Casi todos los especímenes de coral fósil se encuentran en Indonesia o en los Estados Unidos (Florida y Georgia). Florida incluso ha declarado agatized coral fósil como su’ Florida State Rock’ oficial. El coral fosilizado indonesio es considerado el más deseable y único.

En Indonesia, las cabezas de coral enteras a menudo se encuentran perfectamente conservadas, apareciendo exactamente como lo hacían hace 20 millones de años, aunque la densidad puede variar según el reemplazo químico exacto de sílice, manganeso, hierro y otros minerales diversos.

Color Coral Fósil

Los corales fósiles agatizados pueden exhibir una amplia gama de colores naturales, que van desde el blanco y el rosa, hasta el marrón, gris, negro, amarillo y rojo. El color del coral puede variar ampliamente dentro de una sola piedra, dependiendo del desgaste, la oxidación y el contenido mineral original.

Claridad y brillo de Coral Fósil

El coral fósil es típicamente opaco, pero algunos especímenes pueden aparecer casi translúcidos. Cuando se cortan y pulen, tienen un lustre ceroso a opaco.

Cortes

El coral fósil a menudo se forma y se pule como cabujones. Se utilizan con frecuencia para tallas de piedras preciosas ornamentales. La mayoría de los cabujones se cortan con cúpulas bajas o superficies planas. Las formas más comunes son los óvalos, redondos y cojines. Las formas lujosas y de forma libre son también bastante populares.

Tratamiento Coral Fósil

Los corales fósiles no suelen tratarse o mejorarse de ninguna manera. Sin embargo, se ha informado de que los corales fósiles se están abriendo camino hacia los mercados.

El calentamiento es una forma de tratamiento de mejora utilizado para producir tonos rojizos más fuertes en las piedras. El tratamiento es muy difícil de detectar; la mayoría de los laboratorios son incapaces de detectar un calentamiento leve.

Propiedades Gemológicas de Coral Fósil:

Fórmula química: SiO2; Dióxido de silicio
Estructura cristalina: Hexagonal; prismas hexagonales
Color: Mayormente gris; todos los colores, multicolor y estampado
Dureza: 6,5 a 7 en la escala Mohs
Índice de refracción: 1.530 a 1.540
Densidad: 2,60 a 2,64
Clavadura: Ninguna
Transparencia: Traslúcida a opaca
Doble refracción o birrefringencia: Hasta 0.004
Lustre: De ceroso a opaco
Fluorescencia: Variable

Mitologia y propiedades metafísicas

Como el coral fósil es una combinación de coral y ágata, tiene muchas creencias metafísicas fuertes. La ágata está asociada a los signos zodiacales Escorpio y Géminis, y se dice que la ágata está gobernada por la luna.

Es una piedra de tierra y supuestamente es buena para provocar el cambio. Físicamente, se cree que la agata es capaz de ayudar a curar los trastornos pancreáticos y mejorar la circulación sanguínea y aérea. Se utiliza para curar enfermedades de los ojos, la piel y el estómago, incluso se cree que mejora la longevidad.

Desde principios del primer milenio, el coral ha sido altamente apreciado como una joya porque se creía que tenía propiedades misteriosas, poderosas y sagradas.

Los galos a menudo usaban gemas de coral como ornamentos para sus cascos y armas, creyendo que era una piedra protectora. Los egipcios antiguos también colocaron el coral en las tumbas de los difuntos para protegerse contra los espíritus malignos porque creían que cada gema de coral contenía sangre divina.

Los romanos colgaban ramas de coral alrededor de los cuellos de sus hijos para protegerlos del peligro. A principios del siglo XX, los habitantes de Italia utilizaban el coral para protegerse del “mal de ojo” y muchos italianos lo utilizaban para la infertilidad.

Entre las tribus Hopi y Zuni, el “camino de la vida” está simbolizado por el coral, el jet, el abulón y la turquesa (los cuatro elementos).

Aunque el coral no es una piedra de nacimiento tradicional para ningún mes, es una piedra de zodiaco no tradicional para Tauro. Se cree que las piedras de coral rojizas y anaranjadas benefician la raíz y los chakras del bazo al proporcionar energía y calor.

Joyería en Coral Fósil

El coral fósil agatizado es muy buscado por coleccionistas de gemas y fósiles en todo el mundo. Se utiliza a menudo en cuentas y otros tipos de joyas únicas.

Dado que el coral fósil es un tipo de ágata, es bastante duro (7 en la escala de Mohs) y muy duradero, lo que hace que los corales fósiles sean perfectamente adecuados para todo tipo de diseños de joyas, incluidos los anillos de uso diario.

Los corales fósiles se forman con mayor frecuencia en colgantes, pero también pueden ser alfileres, broches, collares y pendientes muy interesantes. Para la joyería de los hombres, los diseños populares incluyen gemelos-enlaces del puño y tachuelas de la corbata.

Cuidando y Limpiando

El coral fósil es una forma de ágata, que a su vez es una variedad de cuarzo. Todo el cuarzo es considerado bastante durable comparado con la mayoría de las otras piedras preciosas. Se puede limpiar fácilmente con agua tibia y jabón y un paño suave. Asegúrese de enjuagar bien para eliminar cualquier residuo jabonoso.

A pesar de que el coral fósil agatizado tiene bastante buena dureza y durabilidad, todavía hay una variedad de otros materiales que pueden rayarlo fácilmente. Por lo tanto, evite usarlo, mezclarlo o almacenarlo con otras gemas, ya sean más blandas o más duras, para evitar arañazos y fracturas.

Siempre quítese las gemas y joyas antes de hacer ejercicio o practicar cualquier deporte vigoroso. Al igual que con la mayoría de las piedras preciosas, evite el uso de productos químicos domésticos agresivos (lejía, ácido sulfúrico y similares) cuando cuide o limpie su coral fósil.

La mayoría de las formas de ágata son realmente bastante porosas, permitiendo que se manchen fácilmente, lo que significa que pueden absorber otros químicos y colores con bastante facilidad. Evite la exposición prolongada al calor extremo, ya que el calor puede alterar permanentemente el color de su piedra preciosa.

Cuando guarde el coral fósil, envuélvalo con un paño suave y colóquelo dentro de una caja forrada con tela para mayor protección.

 

Piedra preciosa coral fosil
Rate this post