Cómo cargar las piedras de energía positiva

Cómo cargar las piedras de energía positiva
4.3 (85%) 4 vote[s]

Cómo cargar las piedras de energía positiva, En cada ocasión donde vallamos a usar piedras energéticas es indispensable que las limpiemos para cargarlas nuevamente con energía positiva, especialmente cuando las recibimos por primera vez o si son un regalo.

Cómo cargar las piedras de energía positiva

Cómo cargar las piedras de energía positiva

Es importante recordar siempre que son minerales con grandes capacidades para absorber energías, esto incluye a todas las personas que nos rodean diariamente, los lugares que frecuentamos e inclusive las personas que nos miran con malas intenciones en la calle.

Además, perciben nuestras emociones sin importar que estén equilibradas o no y si las usamos habitualmente como collar, elemento decorativo o como instrumento para sanar entonces deben cargase periódicamente para evitar su deterioro y que pierda cualidades.

¿Por qué?

Si no las cargamos correctamente mediante una adecuada limpieza y las empleamos en terapias o para mejorar aspecto específicos de nuestra vida, las piedras podrían carecer de la fuerza necesaria debido a las alteraciones que ocasionan las energías negativas y desencadenar efectos contrarios a los deseados.

Los pasos más poderosos que podemos emplear para purificar y recargar los minerales con energía positiva son los siguientes:

Por medio de la luna llena:

La luz de la luna llena es sublime, sus cualidades tienen efectos esplendidos para las piedras actuando sobre ellas de manera tal que les suministra energía extra para combatir las energías y cargas negativas que provienen del exterior y pueden ser muy perjudiciales para tu vida amorosa, laboral y social.

Elije varias de tus piedras favoritas que desees cargar, a continuación colócalas sobre una superficie de porcelana formando una figura geométrica perpendicular a ti.

Alinea sobre la superficie tus piedras y ubícalas en una posición estratégica de tu hogar de preferencia cerca de las ventanas, bien podría ser en la entrada de tu casa o en el recibidor en sentido tal que la luz de luna incida directamente sobre ellas.

A continuación, déjalas  durante toda la noche recibir los efectos positivos y las energías que proporciona la luz de la luna para que se recarguen completamente de manera eficaz.

Al día siguiente cuando procedas a retirar tus piedras de las superficie de porcelana debes hacerlo con extremo cuidado y delicadeza, vas a proceder a tomar unas pinzas para recogerlas y depositarlas en un frasco de vidrio con su respectiva tapa y vas a ubicar dicho frasco en la cima de una repisa, mueble, mesa de noche o sobre la entrada de la puerta principal de tu casa.

Para que las energías positivas de las piedras se esparzan por la zona donde se ubica el frasco que contiene las piedras que dejaste toda la noche a merced de la luz de luna y sus poderes purificadores transformándolas las cargas negativas en positivas, para de igual manera cambiar tu estilo de vida.

Método del agua con sal:

Las sal marina posee increíbles propiedades canalizadoras de energías tanto positivas como negativas, en el caso de trabajar con energías negativas las convierte en positivas mediante un proceso de tratamiento interno en el cual emplea sus cualidades purificantes las cuales dan como resultado final la conversión de dichas energías.

Es conveniente hacer este ritual una noche de luna creciente, así, de esta forma haremos uso de su potencial catártico, porque proviene de la naturaleza y ha recibido la energía del campo magnético de la tierra durante milenios.

Para ello haremos uso de un recipiente de vidrio, seguidamente verteremos agua en él y añadiremos siete cucharas de sal, luego procederemos a  mezclarla hasta que disuelva en su totalidad y sumergiremos las piedras en dicha solución.

En tal sentido, el agua salada atraerá todas las impurezas presentes en las piedras producto de la contante exposición a diversas situaciones de la vida cotidiana que nos afligen como la interacción con desconocidos y el establecimiento de relaciones interpersonales con individuos males intencionados.

Este procedimiento igualmente puede llevarse a cabo si vivimos en zonas aledañas al mar o los ríos, ya que estos medios naturales son instrumentos de la madre naturaleza que canalizan  la energía del planeta y absorben los rayos solares, lo que las convierte en poderosos elementos limpiadores.

Una vez transcurrida la noche entera, debemos tomar el recipiente y llevarlo hasta el mar donde lo sumergiremos para que los efectos del agua marina actúen sobre las piedras y remuevan los residuos de la sal empleada con anterioridad.

Una vez hecho esto será el momento de lavar bien las piedras con agua común para finalizar el procedimiento.

Mediante el sol:

Este es un agente propicio para la purificación de piedras, ya que la luz solar tiene la capacidad de activar las cargas energéticas que se encuentran en los minerales que contienen las piedras, esto le otorga poderosas cargas positivas que actúan eficazmente contra las energías negativas almacenadas en las piedras, una vez estas han sido sobrecargadas con las mismas.

Colocaremos las piedras sobre una base metálica en el piso en alguna zona donde los rayos del sol se posen sobre ella diagonalmente.

Al ser una base metálica esta se va a calentar logrando llegar a temperaturas muy altas debido a su permanente exposición a la luz solar, de manera tal que a las piedras ser colocadas en dicha base esta se encargara de incinerar las malas energías con las que estén contaminadas las piedras en ese momento.

En la siguiente instancia, para retirar las piedras de la superficie es necesario verter abundante agua sobre ellas para así ayudar a disminuir la temperatura logrando nivelarla y permitiendo que sea más fácil manejarlas, esto debe realizarse siempre con sumo cuidado y mucha calma.

Luego debemos colocar las piedras en un plato color amarillo que nos recuerde al sol mismo, permitiendo que cada día nuestra mente manifieste todo su positividad.

Limpieza con la tierra:

El planeta tierra es el lugar de origen de todas las gemas descubiertas por el hombre y las que no lo han sido hasta ahora, gracias a esto el centro magnético del planeta provee a la tierra con cargas propias, que le aportan amplias funciones limpiadoras las cuales más tarde serán transmitidas a las piedras cuando sean colocadas de vuelta en su lugar de origen.

Para esto necesitamos principalmente envolver en un pequeño saco las piedras de nuestra elección, luego colocarle un cordón para ajustar la entrada y asegurarlas correctamente.

A continuación, debemos excavar en un agujero para hacer un lugar donde depositar el saco, después de colocarlo en ese lugar lo cubrimos con tierra y hacemos una marca para indicar que ahí se encuentra localizado.

Cuando haya pasado una semana retiraremos el saco y lo abriremos  exponiendo las piedras al sol nuevamente para que tanto las energías de la tierra como las de la luz solar purifiquen y carguen nuestras piedras.

Con la mente:

La mente es una de las herramientas más poderosas que poseemos, siendo también la más útil cuando se trata de cargar de positivismo y transmitir amor a las piedras para.

Para ello, debemos situarnos en una habitación vacía, preferiblemente color blanco o tonalidades pasteles como el melocotón, menta, azul cielo y rosa pálido, en ella debemos colocar las piedras sobre madera oscura para que su contraste influya sobre nuestra mente permitiéndole entrar en un estado de total serenidad, calma y profunda paz interior.

Esto es necesario para reiniciar la mente y que este en blanco, luego de esto debemos abrir los ojos y toma una piedra ahora comienza a visualizar como todas las energías negativas empiezan a marcharse, al igual que debes concebir mentalmente como la luz pacificadora del cosmos cargar completamente las piedras que se encuentren bajo tu dominio, cuidado y supervisión.

Usando minerales:

Los minerales pueden ayudar a depurar piedras, principalmente aquellas que tienen grandes proporciones de los mismos como el cuarzo rosa con la sílice y la amatista que contiene hierro.

Para hacer uso de sus cualidades que regeneran las energías positivas, primero elegimos una piedra cuyas propiedades se adecuen a nuestras necesidades como puede ser la coralina o el citrino que influyen de manera directa sobre las cargas negativas de las piedras renovándolas completamente y también trabajan de manera rápida en el proceso de carga de las piedras.

Uso de salvia para difuminar la energía negativa:

Existen muchos motivos por los cuales la salvia ayuda a difuminar la energía negativa y puede utilizarse para cargar tus piedras, siempre y cuando logres transmitirles tus propias cargas de energía positiva mediante la salvia, para ello puedes quemarlas o colocarla en un plato sobre una mesa de tu casa cubierta por una tela, durante un día completo.

Purificación con péndulo:

Finalmente un método innovador para cargar tus piedras con energía positiva es a través de un péndulo.

En el momento en el que estemos listos para el proceso de carga de una piedra tendremos que colocarlas debajo del péndulo y moverlo ligeramente para que comience a balancearse en ambas direcciones, es decir, de derecha a izquierda.

Es importante recalcar que no debe haber ningún tipo de interacción humana que pueda alterar el delicado equilibrio del péndulo, se debe dejar que la piedra se cargue por sí misma con energía positiva, hasta que el péndulo se detengo por su cuenta. Así la piedra estará lista para ser usada.

 

Piedras de buenas energías

Piedras de buenas energías, Obsidiana gris, Esta es sin duda una piedra cuyas energías aporta grandes beneficios para las personas que son autosuficientes, pero que en ocasiones les cuesta expresar sus emociones y sentimientos más profundos, permite exteriorizar todo lo que intenta ser ocultado.

Las personas que más necesitan de la obsidiana gris, son aquellas personas con una afinidad muy marcada hacia lo espiritual y que anhelan en demasía conseguir protección divina.

Es la piedra indicada para cerrar ciclos inconclusos y superar viejos traumas del pasado que han sido puestos en segundo plano y que por lo tanto impiden la evolución del proceso de desarrollo que lleva a un individuo a ser una persona integral, ya que desempeña el rol de protector del aura.

Obsidiana arco iris.

Las buenas energías de la obsidiana arco iris tienen el poder de desbloquear las cargas  provocadas por las emociones que se estancan en el cuerpo como es el caso de la tristeza, el resentimiento, la ira y el miedo que provocan una especie de presión en el pecho y a veces dificultan respirar correctamente.

Funciona bien como ayuda para aquellas personas que sufren de agobiantes episodios de inseguridad, los cuales no les permiten sentir confianza en las demás personas en su entorno.

También ayuda cuando el nivel de resistencia física se encuentra deteriorado, cuando la persona se halla en un estado de agotamiento extremo y se le dificulta seguir adelante, siente que su ritmo de vida actual lo está dejando atrás y que ya no puede seguirlo.

Ojo de tigre.

El ojo de tigre es de gran ayuda para las personas miedosas que carecen de confianza en sí mismos y que se encuentran en un estado de angustia constante.

Genera una mejora significativa en la autoestima de aquellos que sufren por algún trauma del pasado, ya que ayuda a mejorar la percepción de uno mismo y renovar el ámbito social, permitiendo relacionarse mejor con otras personas.

Trabaja eficazmente para recobrar la fe y la esperanza en aquellas personas que sienten que la han perdido o que simplemente dejaron de creer, causando la aparición dudad y miedos.

Ojo de halcón.

El ojo de halcón transmite muchas buenas energías para ayudar a las personas a determinar quiénes son realmente y a saber que hay dentro de sí mismos, para que de tal forma sean capaces de modificar aquellos aspectos que lo ameriten, y que así puedan finalmente te tengan lo necesario para vivir en suma paz y armonía.

Esto la hace una piedra de gran utilidad para reconocer el mensaje que hay detrás de cualquier síntoma del organismo, que intente advertirnos de alguna dificultad que esté presente y que intervenga con su correcto desempeño.

Es por ello que generalmente se la asocia con la estereotípica imagen de una persona culta, tiene la capacidad de hacer que todas las cosas tenga una mayor relevancia  para los seres humanos.

De igual forma es muy recomendable debido a que posee magnificas propiedades para guiar a las personas que tienen dificultades cuando se trata de hacer las tediosas actividades más comunes, brindándoles la oportunidad de tener un mejor desempeño en todas las funciones humanas.

Ónix negro.

Esta piedra posee energías que hacen posible la liberación de la presencia de cualquier tipo de negatividad existente, originada por pensamientos negativos propios o por la influencia de entes externos. En tal sentido, ayuda a combatir el miedo y el sufrimiento, en especial a nivel físico.

Es sumamente de ayuda para las personas con extenuación intelectual o de gran agotamiento mental y físico. Tiene un significativo efecto depurativo de toxinas en el organismo.

Ónix amarillo.

El ónix amarillo concentra toda su energía y la lleva al plano físico y representa la conciencia en el campo terrenal, consiguiendo un equilibrio energético.

Su energía trabaja desde el origen, transformando los aspectos negativos que ya no se desea que formen parte de uno y que tienen una vinculación directa con lo que está oculto en lo más recóndito de nuestro ser.

Por consiguiente, es aconsejable su uso para la nostalgia que generalmente viene acompañada de cuadros depresivos y mucho sufrimiento, y en general para aquellas personas que son propensas a padecer de enfermedades de esta índole.

Ópalo.

La energía del ópalo aporta imperturbabilidad, fuerza y felicidad a las personas que más lo necesitan. Además permite ampliar el conocimiento y aumenta la fuerza del pensamiento, ya que es capaz de aclarar la mente y expandir la intuición.

Apacigua la tristeza y las dolencias, abre la puerta del corazón facilitando la llegada del amor verdadero predestinado a cada quien, siendo éste el lazo amoroso más fuerte que se puede desarrollar, debido a que así lo decidió el universo.

Peridoto u olivino.

El peridoto se considera una piedra cuyas buenas energías protegen el aura. Antiguamente las personas creían que esta piedra era capaz de  alejar a los malos espíritus, a su vez la consideraban la piedra de la vida, el dinero y la felicidad.

Tienen un grandioso efecto capaz de purificar el interior, ya que se encarga de contrarrestar las toxinas a todos los niveles posibles, ya sea físico, psicológico o espiritual.

Asimismo difumina las cargas, la culpa y los prejuicios. Además  permite desligarse de personas que resulten toxicas, cuya compañía no sea beneficiosa para el individuo.

Funciona como puente de conexión de las energías propias con las superiores, permitiendo entender el destino y propósito espiritual que define a un individuo.

Aleja los sentimientos negativos como la desconfianza, el rencor y la furia. Reduce el estrés cotidiano que acarrean las jornadas laborales y un estilo de vida que requiera estar en constante movimiento, sin descanso alguno más que para dormir y así evitar que el cuerpo llegué a su límite resultando en un colapso.

Esta piedra, de la misma manera, permite dar un rápido vistazo al pasado para así reparar en lo que estuvo mal hecho y aprender los errores para un mejor desenvolvimiento en futuras experiencias.

De tal manera, seguir adelante con energías totalmente nuevas y así  hacer los cambios precisos para alcanzar la felicidad y el bienestar espiritual.

Perla.

La perla es considerada como una de las piedras más relevante cuando se trata de la transmisión de las buenas energías y transmutación de esta en sentimientos y emociones altamente beneficiosas para la mente y un equilibrio emocional adecuado.

Principalmente porque incrementa los niveles de tolerancia que proporcionan una mayor flexibilidad a la hora de tratar con personas negativas y suministra de manera importan te instrumentos espirituales que aportan una gran relajación dejando atrás la tensión y frustración producto del intercambio de energía con dichas personas.

Por todo lo expresado con anterioridad, es necesario añadir que esta piedra es buena como tratamiento para cualquier tipo de trastorno psicológico como la esquizofrenia, paronia y personalidades múltiples.

Por otra parte, le tiende una mano a las personas perfeccionistas y ordenadas que se encuentran insatisfechas con su estilo de vida actual, por metas inconclusas o personas que estén atravesando situaciones difíciles, como la pérdida de un ser querido.

Igualmente, es capaz mediante sus grandes cualidades que no poseen limitaciones, usando su energía ultrasónica que se manifiesta a través de las vibraciones, que son beneficiosas a niveles amorosos y las hacen llegar hasta el ser amado.

Se considera como la mejor piedra para encaminar las relaciones de esta índole debido a su buena energía que está influenciada por el poder de la lunar.

Cuando se trata de la salud del organismo, aporta notorias mejorías  en el mismo, especialmente para el metabolismo y el sistema endocrino. También fortalece el cuero cabelludo, la circulación de la sangre y alivia las dolencias.

Piedra de luna.

La piedra de luna, emana buenas energías que resultan magnificas, ya que estas reciben de manera directa energía de la poderosa y mística luna. Es perfecta para las personas que desean obtener la seguridad para revelarse y dejar de ser sometidos, y liberar su alma de la opresión que les ha sido impuesta por alguien más y que les genera una gran incomodidad.

Trabaja los aspectos de la templanza proporcionando una mayor paciencia, moderación y un mejor control general de uno mismo.  Además  ayuda a mantener controlados los miedos, combate especialmente las dificultades para dormir como el insomnio.

Exterioriza los recuerdos escondidos que por algún motivo fueron dejados en segundo plano, ya sea por el dolor que provoca pensar en ello o que simplemente han sido ocultados de manera involuntaria.

Piedra del sol.

Tienen el poder de ayudar en los duros y agotadores procesos de recuperación después de recibir el tratamiento de una enfermedad, por tal motivo, esta resulta ser la piedra idónea para las personas que ameritan recobrara la confianza en sus posibilidades físicas o anímicas, en que sí pueden hacerlo.

Marcando así un nuevo comienzo que tendrá su desenlace de la mano de la piedra del sol, cuyas vibraciones consiguen energizar de la manera más rápida a las personas que más lo necesitan.