Sistema de Chakras para cada Gema.

Sistema de Chakras para cada Gema.
Rate this post

Chakras para cada Gema, los Chakras y las gemas o piedras preciosas, poseen como medio de unión entre ambas a la energía.

Primordialmente hay que estar al tanto de que los Chakras son centros de energía que se equilibran y desequilibran en el cuerpo, y estos pueden causar problemas tanto físicos como emocionales en el individuo.

Chakras para cada Gema

Chakras para cada Gema

Al trabajar con gemas (la gemoterapia) en busca de una solución a los problemas, ya que las gemas, además de poseer sus propias energías vibrantes, tienen la cualidad de a través de esa misma energía, sanar, compensar y equilibrar los Chakras.

Aunque no lo parezca, todos pueden trabajar con los Chacras, no sólo los expertos. Cada uno de esos potentes centros de energía tiene vibraciones de frecuencia únicas. Así que, incluso un conocimiento básico sobre los siete (7) diferentes Chakras es válido comenzar a trabajarlos y aprovecharlos.

Ya sea intentando sanar un punto en específico, o buscando mejorarse a sí mismo como individuo, vale la pena conocer los siete (7) Chakras, cada uno de estos se ubica en un plexo individualizado (el centro de una red de nervios conectados entre sí), esos dichos centros de energía son responsables de mantener el aspecto espiritual, físico y mental en total balance.

Este gran sistema funciona de igual manera para cada ser humano, lo único que logra ser diferente es cómo se usa y con qué calidad.

Ubicación.

La ubicación física de Muladhara se halla al final de la espina dorsal, donde el Coxis se sitúa. Muladhara es la raíz de los Chakras, la raíz de los Chakras es fundamental, cuando ésta se encuentra bien alineada, proporciona seguridad, calma y firmeza, además del valor suficiente para enfrentar nuevos desafíos que se presenten.

En el caso contrario de tener bloqueada la Muladhara, es decir, la raíz de los Chakras, se presentan problemas emocionales o problemas de comportamiento, sensación  de estar bajo amenaza, sensación de pánico y ansiedad. Dicha ansiedad puede infiltrarse con facilidad dentro de los pensamientos haciendo parecer todo incierto.

También produce problemas de concentración, además de la preocupación constante con temores acerca del bienestar propio. En algunas personas, se manifiesta en forma de Hipocondría (Se trata de un trastorno mental de preocupación constante y obsesiva por la salud propia, y por una tendencia a exagerar los sufrimientos, que podrían ser reales o imaginarios.)

En tal sentido, también podría presentarse en forma de Paranoia (Trastorno mental crónico, basado principalmente en delirios contantes.)

Algunos de los problemas físicos ocasionados por una raíz de los Chakra mal alineada o bloqueada son: dolor de espalda, desanimo, y extremidades frías.

Por otro lado el Chakra Esplénico, se encuentra en la parte inferior del abdomen, sobre el pubis por debajo del ombligo. Se relaciona con el útero, el intestino grueso, la próstata, los ovarios y los testículos, lo que significa que está relacionado con los dolores menstruales, los fibromas uterinos, los quistes de ovarios, la endometriosis y las enfermedades en la próstata y en los testículos.

El Chakra del plexo solar se localiza por encima del ombligo, es el centro de la energía y del poder, voluntad, la coordinación y el sentido de control, y tiene una estrecha relación con la fuerza que nos impulsa a actuar.

Este tercer Chakra es el que nos conecta con nuestra fuente interna de energía, el último que se apaga al morir una persona, y el que está relacionado con la actividad y el cuerpo mental

Consecutivamente se encuentra el Chakra del corazón, el cual se localiza entre los pechos, a la altura del corazón obviamente, se relaciona directamente con el balance amoroso y el autocontrol. Los desequilibrios de este Chakra podrían causar problemas del corazón o enfermedades autoinmunes, incluso alergias y cáncer de mama.

El Chakra de la garganta se localiza en el medio de la garganta, y se relacionada con los pulmones, el saber, la salud y la toma de decisiones. Se puede identificar con enfermedades de la tiroides, la anorexia nerviosa, los problemas respiratorios, los problemas de audición, las úlceras bucales y la amigdalitis aguda.

El Chakra de la libertad espiritual, está relacionado a la comunicación y la sabiduría. Este Chakra es al que se le llama el “Tercer Ojo” se caracteriza con el color índigo y se encuentra en la frente. A menudo relacionado con el misterio, el juicio y la razón.

El desequilibrio de este Chakra produce malestares, migrañas, dolores de cabeza, problemas de la visión y sinusitis. Este es el Chakra conectado con el inconsciente.

El séptimo y último Chakra, el de la coronilla, se localiza sobre la cabeza. En la parte de arriba de la cabeza. Está relacionado además con enfermedades como el Parkinson, el Alzheimer, las enfermedades mentales ya sean ligeras o crónicas.

Es también el Chakra de la unión con los seres superiores, la espiritualidad y la sabiduría.

Primer Chakra. (Muladhara)

La antes mencionada raíz de los Chakras, es representado por el color Rojo y su elemento es la tierra. Se encarga de moderar la energía física y la vitalidad. Se relaciona con la creatividad, la energía creadora, y de igual forma con la fertilidad y la reproducción.

Algunas de las  piedras asociadas al primer Chakra son: el Rubí, el Granate, el Jaspe Rojo, la Piedra de Sangre, Hematite, Jaspe Sardo, Rodonita, entre otros. Pues todas las ya nombradas piedras son rojizas.

Segundo Chakra. (Svadhisthana)

Este Chakra es el correspondiente a la expresión, el cómo relacionarse con el resto del mundo, con las personas de alrededor, y cómo sobrellevar las emociones. Está relacionado además con la sexualidad, los bloqueos mentales o emocionales, las inseguridades, las emociones que crean todo tipo de relaciones interpersonales, ya sean con familiares, amistades, parejas, laborales, los abarca a todos ellos.

Su color representativo es el naranja, asimismo las piedras asociadas con ese Chakra son todas aquellas de color naranja; el Ámbar (Resina fosilizada), la Cornalina, el Ópalo de Fuego, el Jaspe Anaranjado, la Calcita Naranja y la Aventurina Naranja.

Tercer Chakra. (Manipura)

Este tercer Chakra, posee una conexión con el Ego, la autoafirmación, la sobrestimación, el poder, la realización personal y la autoexpresión. Su color representativo es el amarillo.

Está ligado con las glándulas suprarrenales y los riñones. Se rige por el elemento del fuego, y desarrolla los procesos metabólicos y digestivos.

Las piedras asociadas a dicho Chakra son todas las amarillas y las marrones como por ejemplo: el Ojo de Tigre, el Topacio, el Ámbar, el Citrino, la Fluorita Amarilla, Cuarzos Ahumados Claros.

Cuarto Chakra. (Anahata)

Es el centro vital del equilibrio, entre todos los Chakras denominados superiores y los llamados inferiores. Su energía es el puente que los comunica a ambos, se localiza entre la energía material y la espiritual (incluyéndose este Chakra en espiritual). Está relacionado con la Verdad y la Salud, el equilibrio individual. Su color representativo es el verde.

Algunas cualidades como lo son la comprensión, la solidaridad, la tolerancia, la generosidad, la clemencia, todas son procedentes de este Chakra. Entre las piedras asociadas se encuentran todas las verdes y rosas, el Cuarzo (Verde y Rosa), la Turmalina (Verde y Rosa), el Jaspe Verde, la Kuncita, la Crisoprasa, el Peridoto, el Olivino, la Aventurina, la Rodocrosita, la Rodonita, la Amazonita, el Ágata Musgo, la Fluorita y muchas otras.

Quinto Chakra. (Visudha)

Administra el poder de las palabras, único y personal de cada individuo y la capacidad de sanarse a sí mismo mediante la su voz o sonidos. Al ser pronunciadas las palabras de poder correctas estas elevan la vibración a niveles bastante altos, por ejemplo los nombres sagrados y los mantras también.

Posee el poder de concretar los pensamientos en palabras y en acciones en conjunto, asociado con la comunicación. Su color representativo es el azul, al igual que el color de las piedras asociadas al quinto Chakra, piedras en tonos azules como el Aguamarina, el Turquesa, la Amazonita, el Topacio Azul, el Zafiro, la Crisocola, Fluorita Azul, Celestina y Angelita.

Sexto Chakra. (Ajna)

Vigorosamente relacionado con la visualización, la percepción, la intuición y la imaginación. Cuando se crea algo se hace visualizando de antemano, dejando que la propia forma de percibir ayude al proceso de acoplar las imágenes. Dónde ver y ejercer el uso de la creatividad coinfluyen la salud físico-mental y la emocional-espiritual.

Su color representativo es el azul en tonalidades oscuras, algunas piedras asociadas al sexto chakra son de tonalidad azul oscuro e índigo como la Azurita, la Sodalita, el Zafiro, el Lapislázuli y la Fluorita.

Séptimo Chakra. (Sahasrara)

Es el principal canal receptivo a las energías invisibles y las energías visibles, por medio del cual se captan las variantes frecuencias y vibraciones. Es como una antena metafóricamente hablando, la emisora, ya que a través de ella se emite y se capta del mismo modo, las ondas energéticas al rededor. Regula el miedo a la muerte, dolor físico, ayuda a tener conciencia del todo del que se forma parte.

Finalmente su color representativo es el violeta, los cristales y piedras moradas, doradas o transparentes están relacionadas con este Chakra, como la Amatista, la Fluorita, el Cuarzo Cristal de Roca, el Cuarzo Herkimer y el Cuarzo Rutilo.

Usos.

Esotéricos.

Las gemas han sido usadas para sanar desde hace siglos, aplicadas en el proceso de sanación del cuerpo, mente o espíritu adecuándose según sea el caso. Actualmente las gemas como artículo de sanación continua siendo aprovechado por muchos.

Existe un gran número de maneras de usar las Gemas correspondientes a cada Chakra, el uso de estas mismas depende de quién sea el empleador.

Uno de los usos curativos más comunes es recostarse en piedras, la manera de hacerlo es enfocándose totalmente en ello, con exclusiva atención a la concentración de las energías.

Para llevar a cabo tal proceso, en primer lugar se deben lavar muy bien las gemas en agua salada (agua del mar o agua con sal previamente disuelta), exponerlas a la luna, lavarlas en agua fría o sostenerlas en el puño y soplarlas con el propósito de purificarlas.

A continuación el individuo debe recostarse en un sitio cómodo, realizar una serie de respiraciones profundas, para finalmente colocar las gemas sobre los Chakras.

Recomendaciones

Diariamente se  estimulan los centros de energía o Chakras, de distintas formas, bien sea por medio de los diferentes pensamientos que transitan la mente o también de manera física a través  de los sentidos. De la misma forma se revitalizan los centros, consecuente o instintivamente.

Consecuentemente aquí hay algunos ejemplos de cuáles son los métodos más comunes de recarga de los centros de Chakra.

Los pensamientos: son una forma de energía. La ciencia ha probado que son la forma más común de hacer que la energía circule sin límites, a la vez que los negativos se reducen en nuestro cuerpo. Cada uno de estos está siempre conectado a un Chakra, bien sea mental o emocional.

El sol: es la fuente de energía principal, ya que mediante la luz, las siete energías emanan de los rayos del sol hacia la Tierra. Las personas, los animales, las plantas, los minerales, el agua y los Chakras perciben energía de la luz solar.

Comida: cuando la naturaleza recibe la energía procedente de la luz solar el color que surge de esa fruta es la energía de dicha fruta o vegetal.

Visualización: el Yoga y la Meditación ayudan, ya que los pensamientos estimulan los centros chakras a través de la respiración, permitiendo que circule la energía.

Gemas y Minerales: igualmente son energía, debido a que los cristales presentan una estructura cristalina al igual que lo hace el cuerpo humano, y pueden ser programados.

Baños de colores: El agua sirve como conducto para la energía y el color se convierte en energía. Al sumergirse en agua colorida el organismo absorbe la vibración y frecuencia del color.

Al hacer esto se balancean los Chakras atrayendo mediante los pensamientos las metas u objetivos a cumplir.