Broches con piedras preciosas

Broches con piedras preciosas, Un broche es una pieza de joyería que puede sujetarse a la ropa, generalmente con un broche o un alfiler.

Por lo tanto, también se conocen como “alfileres”. Los broches pueden ser puramente ornamentales o tener un propósito funcional cuando se usan para sujetar ropa. Los broches suelen estar hechos de metal y decorados con esmalte, incrustaciones o piedras preciosas.

Broches con piedras preciosas

Broches con piedras preciosas

Algunos dicen que los alfileres son más pequeños que los broches o que los alfileres son unisex y los broches son para damas. Pero los términos tienden a ser usados indistintamente. Los broches se han utilizado como decoración desde la Edad de Bronce.

Se cree que un broche puede exudar la personalidad o el estado de ánimo de quien lo lleva. Los broches pueden ser grandes o pequeños, extravagantes, clásicos, raros y maravillosos. También pueden ser extremadamente valiosos o asequibles.

Los que pertenecen a la generación más joven son a menudo de la opinión de que los broches son joyas de fantasía para los ancianos. Sin embargo, si se usa correctamente, un broche puede ser un adorno perfecto para cualquier conjunto.

Los broches o alfileres se deben usar con moderación en lugar de pegarlos aquí, allá y en todas partes. Pueden alegrar los accesorios, tales como bolsos, así como la ropa. Cuando están pegados a la ropa, los broches se pueden llevar a la izquierda, a la derecha o al centro del cuello. Estas joyas añaden un toque especial de glamour a un vestido sencillo o a un atuendo cotidiano.

Uno de los broches más valiosos conocidos es un pesado broche de plata y oro con un famoso zafiro de Ceilán conocido como el zafiro Logan.

Es un zafiro azul de 423 quilates, talla cojín, rodeado de 20 diamantes blancos talla brillante. Fue donado a la Institución Smithsonian por la Sra. Polly Logan en 1960. Posiblemente el broche más famoso y valioso del mundo es propiedad de la reina Isabel II.

Se le conoce cariñosamente como “Granny’s Chips”, ya que fue heredada de la abuela de la Reina de Inglaterra, la Reina María, y contiene los diamantes Cullinan III y IV.

Historia de los broches

La historia de los broches cuenta la historia del desarrollo de la joyería a través de los tiempos. Los broches que surgieron durante la Edad de Bronce se conocían como fibulae. Éstos eran comúnmente hechos del bronce o del hierro, y a veces de la plata o del oro. Los primeros broches se usaban a menudo para sujetar la ropa y a veces se decoraban con piedras preciosas, coral u otros materiales. Los antiguos griegos, escitas, romanos, vikingos y celtas usaban broches.

Los broches se hicieron muy populares durante la era victoriana, cuando el comercio mundial y la industria trajeron una explosión de arte y joyería influenciada por una amplia variedad de culturas.

La reina Victoria llevaba un broche de zafiro azul en el centro de su vestido de novia. La joya ovalada rodeada de diamantes redondos le fue regalada por su marido, el Príncipe Alberto, el día antes de su boda, y es conocida como el broche Príncipe Alberto.

Como usar los broches

Los escotes altos y la ropa restrictiva del período victoriano eran adecuados para los broches, que se llevaban en el pecho o en el cuello. Los camafeos eran populares en esta época, y a menudo estaban hechos de ágata o nácar. Más tarde, después de la muerte del Príncipe Alberto, se usaron broches de luto. Éstos eran a menudo hechos del jet, del ónix o aún del pelo del fallecido.

Las innovaciones modernas han permitido la creación de algunos broches realmente asombrosos.

Estas incluyen piezas Art Nouveau que reproducen formas naturales con detalles impresionantes, utilizando sofisticadas técnicas de esmaltado para representar hermosos rasgos como alas de libélula y pétalos de flores.

Un ejemplo de este trabajo es el broche “Mujer libélula” de Réné Lalique, que tiene unas alas increíblemente realistas, en el centro de las cuales se encuentra el busto en miniatura de una mujer crisoprasa.

El ópalo, la piedra lunar y otras piedras de colores se hicieron populares en la joyería Art Nouveau. Algunos de los broches más intrincados fueron creados durante este tiempo.

El Art Deco exhibió suntuosas joyas en diseños geométricos, relucientes de glamour. Otros desarrollos incluyeron piezas “Mystery-Set” de Van Cleef & Arpels, que utilizan pequeños rieles de oro para colocar las gemas una al lado de la otra.

Esto significa que no hay puntas visibles, dejando lo que parece ser una superficie ininterrumpida de deslumbrantes piedras preciosas para ser admiradas.

Del mismo modo, Joel Arthur Rosenthal (conocido simplemente como JAR) ha creado joyas modernas con un impresionante juego de pavés.

Se trata de una técnica en la que las piedras preciosas se colocan muy juntas en lugares tan finos que apenas se notan. Esto permite que la joyería exhiba las piedras preciosas coloreadas sin ninguna detracción de los ajustes.

Hoy en día, es difícil adquirir grandes piedras preciosas, como zafiros, sin gastar una fortuna, debido a la disponibilidad.

Esto significa que la recreación de algunos de los estilos de broche de arriba puede ser un poco difícil. Sin embargo, la nueva tecnología, como la impresión en 3D, ha ofrecido a los diseñadores de joyas posibilidades casi ilimitadas cuando se trata de la producción de joyas. Esto significa que los broches y alfileres son más variados que nunca, así que hay un broche para todos.

Broches con piedras preciosas
Rate this post